Londres: los uniformes policiales suman cámaras

|
|
|

«Nuestra experiencia en el pasado demuestra que la gente reconoce más fácilmente sus errores cuando saben que el incidente fue capturado por una cámara», explicó el titular de Scotland Yard, Bernard Hogan-Howe.

«Eso permite acelerar la aplicación de la justicia, meter en la cárcel a los delincuentes más rápidamente y y proteger a víctimas potenciales», subrayó Hogan-Howe.

La cámara sólo filma en caso de intervención y después de que las personas sean advertidas de su utilización. Las víctimas potenciales pueden pedir que sea apagada, pero no los sospechosos.

«Solo las tendremos encendidas cuando haya certeza de que un incidente está sucediendo», agregó.

La policía guardará las grabaciones durante un mes, antes de borrarlas, salvo si las imágenes pueden ser utilizadas en el marco de una investigación.

«Quiero creer que esto mostrará un mejor rostro de nuestros oficiales, ayudará a enfrentarse a situaciones delicadas y peligrosas», añadió su comunicado.