Londres: mujeres de talla grande manifiestan en ropa interior

Quien lideró la nueva manifestación pública de «mujeres curvy» (o de talles grandes) fue Hayley Hasselhoff, la hija del actor de Baywatch, David Hasselhoff. Ella, junto a otras mujeres unidas en la asociación femenina «Positive body» reclamaron ropa interior y en la calle de Londres (¡con el frío que hace!) mayor presencia de mujeres de talles grandes en desfiles y publicidades.

El argumento es que las mujeres con talle de más de 40 deben amar sus curvas, y que los espacios de moda (pasarela y producciones) no lo toman en cuenta. En esa línea, buscaron visibilizar que no hay una sola tipología de cuerpos.

Sin embargo, la moda tuvo un cambio, teniendo en cuenta que fue el pasado el año con más casos de diversidad en la moda, sumado a un 2018 con desfiles en igual sintonía. The Fashion Spot, de hecho, analizó 266 desfiles y el porcentaje de modelos no blancas fue de 30,2%, lo cual se determinó un récord. También fueron parte de los desfiles 93 modelos de talla grande.

Es que modelos como Ashley Graham permitieron cambiar ciertos cánones de belleza, siendo una de las 10 modelos mejores pagas.

Sin embargo, todo el esfuerzo siguen siendo poco. Model Alliance aseguró que el 54,7% de las mannequins comienza a trabajar entre los 13 y los 16 años (recordemos el caso de Kaia Gerber, la hija de Cindy Crawford) y muchos de los diseñadores más influyentes del mundo eligen caras nuevas muy tempranamente.