Los abogados de Nicolás Gil Pereg solicitaron que sea tratado como un discapacitado

Este viernes Nicolás Gil Pereg (36), el israelí acusado de asesinar a su madre y tía en Guaymallén, estuvo nuevamente una audiencia para definir su futuro. Allí sus abogados insistieron en que su cliente debe estar internado en un hospital neuropsiquiátrico, y no en una cárcel común com lo está actualmente. En este contexto, solicitaron que el hombre sea tratado como un discapacitado.

Maximiliano Legrand, abogado de Gil Pereg, basó su solicitud en un informe psiquiátrico que se le realizó en el complejo carcelario San Felipe, donde aseguraron que el acusado delira y sufre alucinaciones. Por eso pidió que sea tratado bajo la Convención de Discapacidad.

«Si la penitenciaría de Mendoza no está preparada para personas no enfermas, tampoco lo estará para los enfermos», sostuvo Legrand.

Además, explicó que la pericia psiquiátrica donde se definirá si Gil Pereg es o no imputable aún no está finalizada debido a demoras en la Fiscalía, y que en este contexto la Justicia debería inclinarse por la integridad del acusado.

Al respecto de esto último Fernando Guzzo, fiscal jefe de Homicidios, sostuvo que las demoras se han producido por los constantes planteos de la defensa: «Lo que ha dilatado la situación son los artilugios de la defensa».

«Los delirios pueden disimularse con facilidad. Pereg hace gran cantidad de llamados y recibe visitas con sus defensores. No sabemos si tiene una discapacidad pero por su accionar parece que no», agregó. Finalmente concluyó en que «no existe ningún indicio para pensar que la situación de detención es ilegal».

Ante esto, el juez Jorge Coussirat decidió pasar a un cuarto intermedio «debido a la complejidad de la causa» para resolver la situación en los próximos días.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorMurió un motociclista tras chocar con una camioneta en la ruta 143
Artículo siguienteBonadio ratificó a Stornelli al frente de la causa de los cuadernos