Los caballos rescatados de la “finca del horror” ya disfrutan de su nueva vida

Los 10 caballos que sobrevivieron a la “finca del horror” de Colonia Española finalmente ya tienen una oportunidad de mejor vida luego de que arribaron al predio de la protectora de equinos Pempa, ubicado en el departamento de Maipú.
Los diez equinos rescatados de una muerte violenta a fines de agosto en una finca en San Rafael, donde se investiga si los caballos sacrificados terminaban en algunos frigoríficos y carnicerías, ahora serán sometidos a un tratamiento veterinario y de alimentación para recuperar su estado de salud.
Estuvieron todo este tiempo que pasó desde el operativo de la Policía Rural (el pasado 27 de agosto) en el llamado corral del Estado, que pertenece a un privado y por el cual la asociación protectora tuvo que recolectar fondos para pagar sus gastos y trasladarlos hasta Maipú. Si este grupo de protectores no acudía en su rescate, se corría el riesgo de que la Justicia los rematara y nadie podía asegurar que su nuevo destino fuera bueno.
En su cuenta de Instagram, desde Pempa contaron que “con el corazón desbordando alegría, hoy podemos decir que lo logramos. Parte de nuestro equipo de voluntarios viajaron muy temprano al Sur de nuestra provincia para comenzar el tan ansiado traslado de los 10 sobrevivientes de la finca del horror”.
Tras narrar los trámites hechos, apuntaron que “alrededor de las 19.15 nuestros sobrevivientes ingresaron a nuestro predio, bajo la atenta mirada de sus compañeros, que relinchaban dándoles la bienvenida, además de nuestros voluntarios con celulares en mano y lágrimas en los ojos; los caballos caminaron por todo el predio conociendo el lugar y la expresión que tenían nos llenó el alma, de solo saber cuál era su destino y ver cómo la vida les estaba dando una nueva oportunidad”.
Finalizaron diciendo que aún queda un largo camino por recorrer, pero este primer objetivo se cumplió, luego de que el caso se difundiera y muchas personas desde la provincia, el país y el mundo donaran dinero para solventar estos gastos. También resta esperar que la causa judicial concluya y dé con todos los responsables de este matadero ilegal.