Los “clonadores de tarjetas” ya habían sustraído casi 400 mil pesos en Neuquén y Río Negro

Los dos hombres que fueron detenidos el martes en nuestra ciudad acusados de integrar una banda dedicada a clonar la información de tarjetas de débito en cajeros automáticos para sustraer fondos de cuentas ajenas, ya habrían practicado su accionar delictivo en otras provincias.
De acuerdo a la información con que contaban los investigadores, en la primera semana de mayo la banda habría concretado al menos dos sustracciones de dinero en la ciudad de Neuquén, otros tantos en Cipolletti y más de 20 en General Roca. Además, creen que el “skimming” –como se llama la técnica utilizada para concretar esos delitos- ya había sido aplicado por estas personas en Bahía Blanca (Buenos Aires), Villa Regina y 25 de Mayo (La Pampa).
En uno de los casos, un vecino neuquino se enteró de la maniobra luego de que su banco le consultara si había realizado una transferencia por 190 mil pesos, hecho que desconocía. Allí recordó que había utilizado su tarjeta en un cajero del Banco Macro. En otro caso, una mujer denunció en General Roca que le habían realizado transferencias hacia cuentas desconocidas por cerca de 180 mil pesos desde un cajero del Banco Galicia.
Ambos hechos fueron presentados a las autoridades policiales y, tras una rápida investigación, personal del Departamento de Delitos Económicos de Neuquén logró identificar a los presuntos autores y alertó a las policías de Río Negro, La Pampa y Mendoza. Siguiendo ese dato, los hombres –un argentino y un brasilero- fueron descubiertos y detenidos esta semana en nuestra ciudad.
Al cierre de nuestra edición, los detenidos (uno de 68 años y otro de 42) permanecían detenidos por separado en las comisarías 32ª y 60ª de Las Paredes, respectivamente, a la espera de una resolución sobre su situación procesal por parte de la fiscal responsable de la investigación, Andrea Rossi. De acuerdo a fuentes cercanas al expediente, los hombres podrían ser imputados del delito de defraudación a tenor del artículo 173 inciso 16 del Código Penal, que pena a quien “defraudare a otro mediante cualquier técnica de manipulación informática que altere el normal funcionamiento de un sistema informático o la transmisión de datos”, figura que dispone de una sanción de un mes a seis años de prisión.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorLa Federación Argentina de Espeleología realizó una exploración de cuevas en San Rafael
Artículo siguienteFuerte accidente de tránsito en pleno centro