Los consumidores pagaron en abril casi cinco veces más de lo que cobraron los productores agrícolas

Según un relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los consumidores pagaron en abril un promedio de 4,67 veces más que lo que recibieron sus productores; un 8,7% más que en marzo, mientras que la participación del productor en el precio final bajó a 28,1% respecto del mes anterior. Sobre esto dialogamos con Eduardo Rodríguez, titular del sector de Economías Regionales de CAME.

«El productor siempre es el último orejón del tarro, como dice el dicho, este mes hubo una diferencia de 4,67 porque cuando hay excedente y las cuestiones son estacionales, hay sobreoferta en el mercado, siendo el productor el primero en recibir la noticia de bajar el precio, algo que pasa en las góndolas. El productor tiene gastos en fertilizantes, que son precios en dólares, y también está la cadena de intermediarios que debe afrontar los índices inflacionarios, por ejemplo, del combustible», contó a FM Vos (94.5).
Rodríguez también se refirió al tema de los trabajadores. «Hay una diferencia entre los trabajadores en negro que cobran plan y los trabajadores en blanco porque muchos no quieren estar en blanco para no perder esos planes sociales», afirmó.
Sobre los controles de precios por parte del Gobierno nacional, el dirigente entiende que «todo funcionaría correctamente si los controles se hicieran bien, hace tiempo que no dan resultados y el tema pasa por la gran incidencia de la presión tributaria, al productor hay que darle certidumbre y un horizonte de rentabilidad, algo que ahora no pasa en el país. Esta cadena disparatada que sale del productor a las góndolas se ve reflejado en las grandes cadenas de comercialización que hace que los precios se encarezcan».

Proyecto de ley
«Necesitamos que se controle más para que no haya distorsiones, más allá de estos problemas nosotros desde CAME hemos estado trabajando con la senadora nacional Nora Giménez para presentar un proyecto de compatibilización de planes sociales, porque este año hemos tenido cosechas perdidas por esta situación, es algo complicado que debe afrontar el productor. Tenemos que trabajar todos juntos para solucionar este problema donde nadie tiene referencia de precios», cerró.