Los discursos anticuarentena avanzan por el parate económico

Covid-19 y cuarentena son términos que, a esta altura de los acontecimientos, nos parecen familiares y habituales. Ya hemos dicho, también, de los buenos resultados sanitarios y los muchísimos perjuicios económicos que el aislamiento preventivo ha generado en varias naciones, entre ellas la Argentina. Más allá de posturas sectoriales, muy pocas voces se animan a afirmar que salir completamente del aislamiento sería una medida 100% positiva. No obstante, en los últimos días y en muchos países de nuestra región han surgido movimientos “anticuarentena” que –por ignorancia o por desesperación al ver que se van a fundir, echar empleados y quedarse en la calle– reclaman dejar de lado la medida.
Días atrás, en la Ciudad de Buenos Aires, un grupo se manifestó en la Plaza de Mayo asegurando que la pandemia es el resultado “de una conspiración mundial” que tiene como supuesto objetivo restringir las libertades de los ciudadanos en todo el planeta. En Brasil, donde se disparó la curva de contagios, la situación adquirió ribetes dramáticos por el discurso contra la cuarentena del propio presidente Jair Bolsonaro, pese a que su país se ha convertido en el que registra la mayor cantidad de muertes diarias por coronavirus en todo el mundo, superando el lamentable récord que ostentaba hasta hace poco Estados Unidos, donde el presidente Donald Trump también ha subestimado la peligrosidad del patógeno.
La inmensa mayoría de los especialistas sanitaristas sigue recomendando seguir con el aislamiento y, en el mejor de los casos, ir flexibilizándolo en aquellas regiones donde no se dan casos positivos o estos son muy pocos, como debería ser para evitar una crisis económica general.
Según la Organización Panamericana de la Salud, son 2,4 millones los casos confirmados del nuevo coronavirus en Latinoamérica y el Caribe, como resultado de los cuales ya se produjeron más de 143.000 muertes. El peligroso discurso de quienes llaman a no respetar la cuarentena no tiene sustento médico ni científico. Es de esperar que aquí siga prevaleciendo la prudencia, sobre todo en los lugares donde la circulación del virus sigue siendo importante.

Compartir

¿Cree que sería conveniente habilitar el ingreso de turistas de otros lugares de Mendoza a San Rafael?

Artículo anteriorfrase
Artículo siguiente“Es difícil que no se extienda la cuarentena”