Los exorbitantes precios para presenciar Boca-River, “la final del siglo”

Desde el próximo fin de semana comenzará a jugarse la gran final de la Copa Libertadores. Nada más y nada menos que Boca y River serán los protagonistas de esa decisiva instancia que, después de dos partidos, coronará al nuevo campeón de América.
La atención, más allá de lo estrictamente futbolístico, está ahora en las entradas. Sólo unos privilegiados podrán ser testigos directos del trascendental encuentro, mientras que millones seguirán el duelo por televisión.
Ahora bien, nos centraremos en cuáles son las poquísimas alternativas que existen para que hinchas del interior, sobre todo de Boca, que no sean socios activos y con una serie de requisitos impuestos por el club, puedan estar en La Bombonera el sábado.
La decisión de la Comisión Directiva de Boca Juniors apuntó a generar un filtro para el ingreso al encuentro con River. ¿En qué consiste? Podrán ingresar abonados y socios activos y adherentes que presenciaron 4 de los 6 partidos de Libertadores que el Xeneize jugó de local este año.
Lo anterior perjudica claramente a los miles y miles de hinchas que Boca tiene en el interior, ya que no todos tuvieron la posibilidad de viajar a Buenos Aires o lo hicieron en menos de cuatro partidos, lo necesario para ingresar al estadio Alberto J. Armando en la primera final.
¿Cuáles son las alternativas? Desde la Ciudad de Mendoza, un grupo organizado de hinchas de Boca, de estrecho vínculo con la barra del equipo xeneize, ofreció viajes a 11.000 pesos. Los cupos rápidamente se agotaron, aunque los que viajen dependerán de la cantidad de tickets que reciban por parte de quienes lideran “La 12”, dueños de un “negocio redondo”.
La otra opción, y quizá la más descabellada, es acceder a un paquete “premium” que ofrecen hoteles de Buenos Aires. El ejemplo más concreto es el del “725 Hotel” de Capital Federal, que –sin aéreos– ofrece un pack de más de 3.000 dólares (cerca de 120.000 pesos).
Del lado de River la situación no será diferente. Una conocida empresa de transporte que tiene convenio con la institución de Núñez, aún sin definirlo, le anticipó a los hinchas del interior que tendrán que desembolsar entre 15 y 20 mil pesos para presenciar el superclásico de vuelta. Claro está que habrá cupos limitadísimos.
En la reventa, siempre presente en este tipo de eventos masivos, hay precios increíbles: por ejemplo, para presenciar el partido en La Bombonera ya se cotizan entradas a más de 60.000 pesos y, dependiendo de la ubicación, pueden costar hasta casi 120.000 pesos.
Además de ser “la final del siglo”, como se la ha denominado, para muchos será “el negocio del siglo”.