Los hoplitas de antes y los de ahora

Los hoplitas eran los soldados de las ciudades-estado de la antigua Grecia caracterizados por el pesado equipo que portaban -y de donde deriva su nombre- y por las tácticas que utilizaban en el campo de enfrentamiento, las cuales vinieron a revolucionar el modo de luchar de la época. Estos soldados aparecieron a finales del siglo VII a.C. y su capacidad de luchar unidos dejando a un lado el individualismo de épocas anteriores los convirtió en unos de los más grandes destacados guerreros de la historia.
La fortaleza de la unidad hoplita residía en evitar las grietas en la formación y los ataques por los flancos así como el apoyo y relevo constante a los infantes de primera fila. La estrategia empleada dependía, por tanto, del mantenimiento de la formación sin fisuras. Basada en la solidaridad entre compañeros y la unión para ejercer presión sobre el enemigo, se probó como una táctica de combate de gran efectividad durante las Guerras Médicas.
El mundo se encuentra consternado por la pandemia del coronavirus Covid-19. En ese marco, nuestro país, nuestra provincia y nuestro departamento no son la excepción. La lucha contra este enemigo invisible depende de la colaboración y el compromiso solidario y comunitario, dejando de lado el individualismo y evitando las grietas, tal como lo hacían los antiguos y célebres soldados griegos.
Aquellos militares cambiaron las formas de la guerra: en sus pelotones formados en cuadrados, donde todos sostenían su escudo codo a codo, la defección de cualquiera mataba al resto. Entonces, por fin, cada hombre valía lo mismo que el de al lado; de esa conciencia, cuentan, nació la democracia. Ahora, en momentos de posibles contagios, cualquier infectado puede afectar a los demás. Es esa la conciencia que debemos aprender y aprehender para hacer nuestro aporte a cambiar la historia, esta historia que hoy vive un hito determinante.

Compartir

¿Cree que le afecta a los niños el encierro por la cuarentena?

Artículo anteriorMunives: “Prefiero que me juzguen por exagerado y no esperar la muerte sentado”
Artículo siguiente“Compra solidaria”