Los juicios por jurados ya están entre nosotros

Finalmente, el 7 de mayo próximo desembarcará en nuestro departamento el juicio por jurados. Según se informó desde el Poder Judicial, durante cuatro días un jurado de 12 personas determinará si Damián Ortega es culpable o no del femicidio de Florencia Peralta, hecho ocurrido el 13 de septiembre de 2016.
Dicho debate marcará la puesta en marcha de este nuevo instituto del derecho procesal penal, que ya depara opiniones a favor y en contra, tal como ha ocurrido en otras provincias y países.
Entre las razones que justifican el establecimiento de esta modalidad se encuentran: su rango constitucional, la crisis de legitimidad del sistema tradicional de administración de justicia, el carácter accidental de quienes intervienen como jurados y las mayores garantías que brinda para los litigantes (derecho a contar con un tribunal imparcial, el mayor resguardo de derechos fundamentales para el acusado, tales como mayores exigencias para el ingreso de prueba al juicio, el respeto del estado de inocencia y del estándar más allá de toda duda razonable y una discusión más elaborada para la determinación del alcance del castigo).
Los argumentos en contra del juicio por jurados se repiten en cada sitio donde comienza a discutirse su posible implementación y son tan reiterativos que resulta sencillo enumerarlos: falta de conocimientos formales de derecho entre los integrantes del jurado, el costo económico de su práctica, los veredictos inmotivados que impiden su posterior revisión y la consideración de que los ciudadanos son más influenciables que los jueces tradicionales, entre otros.
La práctica del instituto en otras circunscripciones del país y el mundo evidencia que dicho sistema no es perfecto ni mucho menos y que, en los hechos, también ha merecido algunas críticas. Sin embargo, la democratización y la adecuación de la Justicia a los tiempos actuales son un paso trascendental para el necesario mejoramiento institucional del país, y quizás esta novedad judicial venga a realizar su aporte a ese objetivo. El tiempo y los hechos brindarán la respuesta.