Los más vulnerables frente a la pandemia

En un reciente comunicado hecho público por el Selacc (Secretariado Latinoamericano y Caribeño de Cáritas), se subraya cómo “el impacto de las medidas necesarias para la contención del contagio (de Covid-19) hace que en innumerables familias se amplíe su situación de vulnerabilidad por no tener sus necesidades básicas atendidas”.
Ante ello, la entidad remarcó que uno de los grandes desafíos para los dirigentes políticos de estos países –entre los que, obviamente, se encuentra Argentina– es garantizar alimentos de calidad y todos aquellos otros servicios que dan calidad de vida, como agua potable, luz eléctrica, educación y medicamentos para todas sus poblaciones.
El Selacc advirtió, asimismo, que es necesario que los gobiernos de América Latina y el Caribe, que “están priorizando salvar algunos sectores dominantes vinculados con los mercados financieros, a través de la ampliación de períodos de gracia, disminución de tasas de interés, reprogramaciones de deudas, o adquiriendo nuevas deudas”, incluyan también las necesidades de las personas más vulnerables. “Es el momento para que el Estado asuma una actitud solidaria y eficiente para garantizar la sobrevivencia y la dignidad de nuestros pueblos, especialmente a los más desprotegidos, a través de políticas públicas y acciones que dejen atrás negociaciones partidistas y electorales, y se enfoquen en salvaguardar como interés prioritario la dignidad humana y el bien común”, agrega el comunicado.
El comunicado de las Cáritas es muy claro cuando plantea que “los gobiernos deben diseñar y ejecutar acciones más efectivas que ayuden a solventar los problemas de salud, alimentación, transporte, fuentes de empleo e infraestructura sanitaria”. Y también cuando observa que la cuarentena y el confinamiento no solo deben ser factores de protección para la salud, sino también de protección de los derechos humanos y el derecho al trabajo con una remuneración digna. Como se ve, las respuestas oficiales a las necesidades sanitarias y económicas deben transitar de la mano y no unas en detrimento de las otras.

Compartir

¿Cree que Alberto Fernández deshonró el convenio firmado en San Rafael por Néstor Kirchner en 2006 para construir Portezuelo del Viento?

Artículo anteriorAprobaron el primer proyecto de ley íntegramente digital
Artículo siguienteInicio de sesiones