Los padres del doble femicida de Santiago del Estero no aparecen y creen que podría haberlos asesinado

Mientras la localidad de Monte Quemado, de Santiago del Estero, continúa conmocionada por el doble femicidio en el que un hombre, de 29 años, asesinó a su ex pareja y a su ex suegra; los investigadores siguen sin encontrar a los padres de homicida y creen que este pudo matarlos. Además, hay otro dato inquietante: el criminal era seguidor de San La Muerte.

Los pesquisas reconstruyeron ayer concretamente cómo Jorge Vidal Fecha perpetró el ataque contra Yésica Palmas, de 23 años, y la madre de ella, llamada Felipa Antonia Correa y de 39 años. Primero, el malviviente fue hasta la casa de una amiga de la joven víctima y al cabo de unos segundos, comenzó a discutir.
Mientras la muchacha cargaba en brazos al hijo que tienen en común, de dos años, el agresor le disparó con una escopeta que tenía escondida. Tras darse a la fuga con su moto, frenó a tres cuadras de distancia, en la casa de la familia de su ex novia, ingresó y le pegó un tiro a su ex suegra.
El femicida fue detenido instante después. cuando estaba deambulando con la escopeta calibre 16 entre sus manos.

Mientras avanzó la investigación, surgió otra interrogante: los padres de Flecha desaparecieron. Pese a buscarlo por toda la zona, no fueron encontrados. Los pesquisas sospechan que el homicida pudo haberlos atacado y acabado con la vida de ellos. Por el momento, es una suposición. Lo que sí es cierto es el fanatismo del asesino por San La Muerte: en sus redes, subió varias fotos con la imagen.

Fuente: La mañana de Neuquén