SECCIONES
  • Sin democracia, la libertad es una quimera. | Octavio Paz

jueves 1, de diciembre , 2022

Luciano Castro reveló la conmovedora charla en la que Gerardo Rozín le confió su enfermedad terminal

Luciano Castro es el actual protagonista de El buen retiro, la serie de Flow Contenidos que la está rompiendo por su atractiva historia y el elenco de lujo que la compone. Allí, el actor es el hijo de Mirta Busnelli, quien lleva a sus mejores amigas a vivir a su casa para compartir los últimos años de su vida.

«Me ocupo de todo junto con Mónica Cabrera, que es quien cuida a las chicas cuando me voy. Vivo con mi mujer, Mey Scápola y nuestro hijo, y esta situación pone en jaque nuestro matrimonio y todo. Es un quilombo y lo importante es que la historia está atravesada por un policial. En el medio pasa algo groso que todos callamos y eso genera una incomodidad en cada escena que es muy tensa. Ese es el conflicto principal de la historia», contó Luciano a Pronto.

La miniserie tiene ocho capítulos y el actor los terminó de rodar en marzo, justo después de que finalizó la novela de Telefe El primer de nosotros, donde Luciano tuvo el personaje de Nicolás Torres. «Por suerte, tuve un tiempito de descanso entre un trabajo y otro porque El primero de nosotros lo terminamos en octubre del año pasado y El buen retiro la hicimos en marzo», comentó.

«El primero de nosotros fue muy fuerte y el proyecto cobró cada vez más fuerza porque empezaron a pasar un montón de cosas que yo no sabía y todo tuvo el doble de sentido. Fue una experiencia muy fuerte y cuando empezamos a grabar, nos dijeron cómo iba a ser la historia y nos pidieron que la actuáramos a conciencia. Nos pareció raro que nos digan eso siendo todos profesionales pero después entendí el por qué», reveló en la entrevista con Pronto.

Luciano Castro

-¿Qué entendiste?

-Mientras rodábamos la novela, no estábamos al tanto de que en realidad era la historia de Gerardo Rozín. Yo me enteré ya avanzado el proyecto y lo que me pasó fue muy fuerte: me lo dijo el mismo Gerardo. Fui a ver a Camilo al Luna Park con mi hija y estaba Rozín con su hija. Me preguntó qué tal El primero de nosotros y le respondí: “Uy, no sabés Gerardo, está muy bueno el proyecto”. Lo veía poco a él en el canal porque me lo encontraba siempre en un bar de enfrente, al que íbamos a comer. Hablábamos cosas del trabajo pero no éramos amigos. “La novela va muy bien, se actuó en un nivel muy alto desde lo artístico, muy exigente”, le conté y noté que se reía por lo bajo. “¿Vos viste algo?”, le pregunté porque sabía que Gerardo era muy bocho y pesaba mucho en Telefe. “No, pero sé todo”, me dijo. Y ahí me enteré que era su propia historia.

-¿Cómo reaccionaste?

-No supe qué hacer. Porque aparte sabía que él ya tenía su enfermedad diagnosticada, su tiempo contado y me estaba diciendo algo con una tranquilidad y una espiritualidad, que a mí me removía todo. Corto y básico como soy, le dije: “Dale, ¿en serio?”. Me respondió que sí y no pudo decirle más nada. Así me enteré, me lo dijo él mismo.

Fuente: Reportaje de la revista Pronto

Download PDF

Click para descargar o imprimir la nota

La información justa siempre con vos!

MÁS LEÍDAS

MÁS LEÍDAS

Noticias Relacionadas

¡Bienvenido de nuevo!

Inicie sesión en su cuenta a continuación

Recupera tu contraseña

Ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico para restablecer su contraseña.

Agregar nueva lista de reproducción