Macri, enojado con los gobernadores electos: «Ponen su foto al lado de las obras de la Nación»

Luego de las once derrotas electorales a nivel nacional y en medio de la fuerte repercusión por la posibilidad de que María Eugenia Vidal vaya con otro candidato presidencial para evitar el «boleto picado», Mauricio Macri aprovechó la inauguración del Metrobus de Quilmes para criticar a los gobernadores por capitalizar las obras del Estado Nacional.

«Me alegro que ahora hay gobernantes que ponen grandes carteles con sus fotos al lado de las obras que estamos haciendo como Gobierno nacional. Está muy bien si entendieron la importancia de que le cumplamos a la gente haciendo obras, si entendemos que esas obras son las que le cambian la realidad de la vida para siempre», disparó con ironía el presidente, y sumó: «Espero que en el futuro las hagan y no que sólo esperen que el Gobierno nacional las haga».

«Un país sin las bases, sin los cimientos, no puede crecer. Cada vez estamos mejor, cada vez progresamos más. Por eso, ahora sí estamos listos para crecer durante muchos años», destacó, con un marcado tono electoralista.

En su discurso, Macri enumeró los que considera sus logros de gestión: «Esta revolución de los metrobuses no es la única. Tenemos la revolución de los trenes del área metropolitana y la de cargas. La revolución de los aviones, de las rutas, de las autopistas, de Internet».

Para moderar su discruso, el presidente apeló al humor al recordar la inauguración del primer metrobus en la Ciudad de Buenos Aires, que tuvo lugar ocho años atrás. «María Eugenia está igual. Yo tengo un montón de canas y Dietrich tenía pelo todavía. No, eso es mentira».