Maduro bloquea la ayuda humanitaria desde Colombia

El puente fronterizo de Tienditas, que une la ciudad colombiana de Cúcuta con la venezolana Ureña fue bloqueado por tropas de la Guardia Nacional venezolana, para impedir el paso de la ayuda humanitaria que había anunciado Juan Guaidó, líder opositor y presidente interino de Venezuela. Dos contenedores y un camión cisterna fueron atravesados sobre el puente, impidiendo el paso.

El bloqueo provocó protestas de Estados Unidos y políticos opositores al régimen de Nicolás Maduro, quien desde Caracas proclamó: “En Venezuela no va a entrar ningún soldado invasor”. Por su lado, Guaidó dijo que el bloqueo “es una reacción absurda de un gobierno al que no le interesa el bienestar de los venezolanos”.

El 26 de enero, Guaidó había denunciado que al menos 300.000 venezolanos pueden morir de hambre y desnutrición en su país. Y anunció que pronto llegaría ayuda para enfrentar la crisis de Venezuela, donde la hiperinflación y la escasez de alimentos y medicinas obligaron a emigrar a tres millones de personas desde 2015.

Estos envíos llegarían desde Cúcuta en Colombia, la isla caribeña de Curazao y la ciudad fronteriza brasileña de Pacaraima.Varias toneladas de alimentos y medicinas fueron enviados por Estados Unidos en avión, como confirmó Kevin Whitaker, el embajador estadounidense en Colombia. “Llegaron varios aviones y vendrán más, son civiles”, dijo ayer Whitaker en la base colombiana Fuerte de Tolemaida, en el centro del país.

Desde Washington, el jefe de la diplomacia estadounidense Mike Pompeo escribió en Twitter que “el pueblo venezolano necesita desesperadamente ayuda humanitaria, Estados Unidos y otros países están tratando de ayudar pero el ejército de Venezuela a las órdenes de Maduro está bloqueando la ayuda”.

También protestó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, quien está en Washington para reunirse con autoridades de la OEA y el Departamento de Estado. “Impedir que entre la ayuda humanitaria a Venezuela es un crimen”, dijo Trujillo.

El canciller brasileño Ernesto Araújo, quien también se reunió ayer en Washington con Luis Almagro (secretario general de la OEA), dijo que Brasil está diseñando la logística necesaria para los envíos de ayuda a Venezuela. En la ciudad fronteriza brasileña de Pacaraíma viven ahora más de 70.000 emigrantes venezolanos.