Mandan a juicio a ex veterinario del Zoo de Mendoza por maltrato animal

La Suprema Corte de Justicia terminó con un viejo conflicto judicial por una causa de maltrato animal en el Zoológico provincial (hoy Ecoparque) allá por el 2009 y decidió mandar a juicio oral a quien era el jefe de veterinarios del paseo, Alberto Oscar Duarte.

Duarte, también supo ser docente de la carrera de Veterinaria, fue acusado por la ex fiscal de Delitos Especiales Claudia Ríos (hoy en Homicidios) de matar palomas con posibles síntomas de tuberculosis mediante una técnica que producía sufrimiento. Pero el imputado lo negó afirmando que practicaba un método eutanásico.

Lo cierto es que Duarte fue sobreseído por un juez de Garantías (Aníbal Crivelli), y, luego, por la Cámara de Apelaciones. Sin embargo, la fiscal Paula Quiroga, con la adhesión del querellante de la protectora de animales Asoreva, Oscar Alfredo Mellado, presentaron un recurso de casación ante el máximo tribunal de Justicia de Mendoza, y, la Sala Segunda les dio la razón este jueves, de acuerdo con la resolución a la que accedió El Sol.

El ministro Mario Adaro fue el preopinante y entendió que debía rechazarse el recurso de casación y dejar firme el fallo de la Cámara. Pero fueron sus pares José Valerio y Pedro Llorente los que no coincidieron con los argumentos de Adaro y votaron en disidencia, por lo que, por 2 votos a 1, decidieron que Duarte debe sentarse en el banquillo de los acusados de un Tribunal Penal Colegiado.

Lo que se analizará ahora es si la causa prescribió, debido a que está acusado de violar la Ley 14.346 (crueldad animal) y la pena máxima es de un año de prisión. Sumado a esto, Duarte dejó de ser funcionario público en el 2015.

El caso trascendió a fines de la década pasada, cuando las protectoras de animales viralizaron fotos de animales muertos en el Parque Jardín Zoológico de la Provincia.

La Justicia, a través de la fiscal Ríos, inició una investigación de oficio para conocer los motivos de la muerte de los animales y apuntó contra quien era el jefe de veterinarios, Alberto Duarte.

Durante las recorridas hallaron palomas muertas y las explicaciones que recibió la fiscalía por esos cadáveres no conformaron del todo.

La representante del Ministerio Público citó a declarar al personal y también a estudiantes para conocer si la metodología utilizada para matar a las aves no provocaba sufrimiento.

Varios fueron los testigos que cuestionaron a Duarte y aseguraron que hacía sufrir a los pájaros que, al parecer, estaban enfermos.

Es más, algunas declaraciones lo complicaron, porque las palomas perdieron la cabeza completamente y, además, lo vieron golpearlas contra un tacho de 200 litros y, “riéndose”, hacía aparecer la situación como si fuera una campana, como declaró una testigo.

Así las cosas, a casi 10 años de iniciada la investigación, la Corte entendió que hay elementos suficientes para que Duarte sea juzgado por el delito de crueldad animal.

Fuente: El Sol