Maniataron y golpearon a dos panaderos en otro violento asalto

El miércoles, cerca de las 5.30 am, Héctor Molina y su ayudante trabajaban en la producción de panificados en el interior de una panadería de calle Coronel Plaza 359. En ese momento fueron víctimas de la despiadada acción de delincuentes, quienes de manera violenta arremetieron contra los trabajadores, los amenazaron con armas, los golpearon y sustrajeron dinero.
La pesadilla empezó cuando tres hombres irrumpieron en la Panadería Molina y sorprendieron a las dos personas que estaban en el lugar. De acuerdo a la declaración de las víctimas, los delincuentes estaban encapuchados y portaban armas de fuego con las que los amenazaron. A pesar de no haber ofrecido resistencia, los trabajadores fueron golpeados en reiteradas ocasiones y luego maniatados con precintos.
Una vez que los asaltantes redujeron a los panaderos, deambularon por la propiedad y robaron 15.000 pesos en efectivo. Con el dinero en sus manos, salieron de la panadería y subieron a un automóvil Fiat que habían estacionado frente al local.
Después de corroborar que los malvivientes habían escapado, las víctimas solicitaron ayuda y, tras desatarse, llamaron al 911 para reportar el tremendo momento que les había tocado vivir. Hasta el lugar llegaron efectivos policiales que les brindaron contención y personal del Servicio de Emergencia Coordinado que los asistió debido a lesiones que sufrieron en distintas partes del cuerpo.
Por las características del hecho, si bien el episodio fue instruido en principio por agentes de la Comisaría 8ª, las actuaciones quedaron a cargo de la Unidad Investigativa, cuyos efectivos tratarán de dar con los autores de tan violento atraco.
Cabe recordar que el pasado lunes en la noche, un matrimonio y su hijo fueron víctimas de un asalto similar en una casa del barrio Sosneado, lugar donde los delincuentes efectuaron al menos dos disparos.