Mar del Plata: ató a su hija a la cama para que no se escapara a drogarse

Una madre vive junto a su familia en Mar del Plata, y tomó una drástica decisión con su hija mayor: Paula Cipriano es adicta a las drogas, y Susana Chiramberro tuvo que atarla a la cama para que no se escape. Sin embargo, pudo huir.

En diálogo con el medio 0223, Susana dijo: “Se habrá ido a las villas a donde va a comprar droga y en unos días volverá. La anteúltima vez que volvió estaba como loca queriendo pegarle a la gente. Otras veces las tenemos que entrar porque la encuentran tirada por ahí”.

Paula actualmente tiene 30 años, y el problema más grave fue cuando empezó a fumar cocaína. A pesar de que estuvo 7 meses sin consumir por su acercamiento a la Iglesia Evangélica, volvió a caer en la adicción.

“Yo no sé qué más hacer. Ella tiene dos hijos, uno de 13 años y otro de 3 y nosotros los queremos preservar”, cierra Susana, quien se acercó a la Justicia de Familia para pedir que internen a su hija.