María

Padre José Ceschi

¿Cuántos significados tiene la palabra María? Muchos. Algunos provenientes de su original hebreo. Myriam, otros, atribuidos por la devoción popular: «amada de Dios», «estrella del mar», «la perfecta»…
Miguel Ortega Riquelme tiene un pequeño libro titulado, simplemente, María. Casi al final nos regala estas reflexiones que nos ayudan a entender mejor el nombre de la Madre de Jesús:
Myriam de Judá. María de Nazaret. Este nombre ha sido el más escogido entre los nombres de mujer. Tiene un sonido especial cuando se lo pronuncia calmadamente: Ma-rí-a…
María es pureza. Es amistad. Es transparencia. Es compromiso. Es hermosura. Es fidelidad. Es el signo femenino en la vida humana. Es el rostro cercano y la mirada de Dios. Es la confianza de pedir sin miedo y es la seguridad de protección.
María tiene sonido de juventud. Es una adolescente que sonríe. Es una joven que ama. Es una mujer que canta.
Tiene significado de María Soledad, María Dolores, María Consuelo, María Gracia, María Angélica, María Paz, María Victoria, María Pía, María Esperanza y Luz María. Y especialmente tiene recuerdo y sentido de María José y de María Jesús.
Decir María es hablar de Dios y es hablar del hombre. Decir María es decir Iglesia, Madre, Maestra, Virgen, Mujer, Amiga, Hermana, Hija y Esposa.
Decir María es decir tierra, mundo e historia. Y es decir eternidad y cielo.
«El nombre de la Virgen era María». Cada mujer lleva este nombre escondido en su corazón. Y cada hombre lo pronuncia en el secreto de su vida».
El ángel dijo todo esto y mucho más cuando la saludó: «Dios te salve, llena eres de gracia…»

¡Hasta el domingo!