Mariela Arreceygor: “Jamás en mi vida pensé que iba a tener cáncer”

La ex reina de la Vendimia Mariela Arreceygor se enteró este año que padecía cáncer de útero

A sus 27 años, a Mariela Arreceygor le detectaron cáncer de útero. Fue en este año cuando por un gran malestar tuvo que acudir al médico. Contó la joven sanrafaelina a nuestro diario que mediante una ecografía descubrieron que tenía “algo que no correspondía en su cuerpo”.

Mariela nos abrió las puertas de su casa, una casa grande en donde vive con su novio, y 6 perros. Una casa llena de luz, no solo por sus ventanales sino por la luz que irradia esta hermosa mujer que años atrás se coronó como reina de Rama Caída y luego reina departamental de la Melesca.

Describió con serenidad “era como un racimo de uvas que ocupaba todo el útero. Se detectó a tiempo, lo primero que se hizo fue un legrado, a los 5 días tenía nuevamente todo formado así que tuve que someterme a otro legrado y de ahí fui remitida a un especialista en fertilidad en Mendoza, hasta que finalmente me trasladaron a un oncólogo”.

Fue así como comenzó con el tratamiento de quimioterapia. Con él llegó lo inevitable, lo que seguramente llama más la atención en los pacientes que se someten a estos tratamientos, la pérdida del cabello. A ella se le ha caído dos veces el pelo, sin embargo expresó que “no fue traumatico, al principio fue extraño, porque se cae raro, pareciera como que se te quema, pero una vez que se cayó fui donde mi amiga, me pasé la máquina y no pasó nada, inclusive me saqué fotos, nos reíamos de la situación”.

Esta semana Mariela tuvo el alta, en coincidecia con el día que fuimos a visitarla. Asegura que ahora puede hacer una vida normal, obviamente saludable, pero ya tiene autorización médica para hacer deporte y trabajar como solía hacerlo antes de descubrir que estaba enferma. “Volver a trabajar fue extraño porque llevé una rutina diferente durante 7 meses; la verdad, tenía muchas ganas de volver a ver a mi compañeros, fue raro pero lindo, la gente te demuestra que está contenta por verte de nuevo”, detalló.

Lo más difícil seguramente ya pasó, es que, como lo expresó la mujer, “jamás en mi vida pensé que iba a tener cáncer”. Mariela trabaja en una farmacia de nuestro departamento, por ello, recordó que “cuando me tocaba atender gente en la farmacia que tenía cáncer pensaba lo difícil que debía ser, me imaginaba cómo era, pero nunca pensé que me fuera a pasar a mí”.

Aun así, y afortunadamente, lo asumió de la mejor manera, se aferró a la buena actitud y lo interiorizó de tal manera que desde un primer momento asumió que ella sería la que le daría aliento a la gente que la rodea. “Siempre hay alguien, un familiar, un conocido o un amigo al que le pasó lo que a mí, entonces siempre digo que estoy bárbara y así me siento”.

Es difícil hablar de lo que no se sabe, preguntarle a alguien que pasó por tan dura experiencia es intimidante, pero Mariela tiene una simpatía que transmite a su interlocutor, habla siempre con una sonrisa en la cara y asume cada desafío como la mejor oportunidad para ayudar a los demás. “Uno asocia que la enfermedad es re grave, es verdad que la gente muere de cáncer, pero también incide mucho como uno se siente y como se planta ante la enfermedad , y yo lo tomé por ese lado”.

Su premisa número uno es vivir sin planes, o solo tener uno, disfrutar la vida. “Yo tenía tantos planes antes de enfermarme que hoy no tengo ninguno, quiero disfrutar ahora, antes pensaba en cambiar el auto, el trabajo, la casa, arreglar una cosa, arreglar la otro y ahora no, ahora quiero todo el feriado que haya irme de paseo con mi novio”.

Es que se define como una persona que planifica demasiado y ahora, dice, “soy diferente, cambiaron un montón de cosas para mí y esa fue una de ellas. En el trabajo me peleaba con mis compañeros porque no hacían cosas, era súper molesta y todo tenía que estar perfecto, también venía enojada y me peleaba con mi novio por cosas que no tenían sentido, o con mis viejos, pero cuando vos te enfermás quedás tan vulnerable y te das cuenta que por más que uno diga que no necesita de nadie, necesitas de todos, no por el dinero, los necesitas emocionalmente”.

Concluyendo, la ex reina expresó al diario de los sanrafaelinos que “en estas situaciones te das cuenta quienes están realmente y quienes no, y la verdad que hoy sé que tengo una cantidad impresionante de amigos”.