Martín Gallardo: “Lo único que nos queda es mantenernos y disfrutar de otros momentos de la vida”

El deportista local detalló sobre la temporada que se frenó y su trayectoria

Desde muy chico Martín Gallardo se caracterizó por su destreza en el mountain bike, compitió en muchas competencias como fechas de la Copa del Mundo y con el transcurrir del tiempo fue sumando experiencia que llevó a que hoy realice pruebas combinadas.

El año pasado en la ciudad de San Carlos de Bariloche, el deportista sanrafaelino corrió una nueva edición del Ironman 70.3, en donde estuvo entre los mejores deportistas de todo el mundo, siendo el primero para Martín.

Diario San Rafael dialogó con Martín Gallardo quien se refirió a su presente: “Para todos esta situación está siendo muy difícil, en lo personal el deporte que practico requiere de una planificación específica y ahora hay más que nada tiempo. En un principio cuando sucedió esto no sabíamos cómo afrontarlo y yo decidí que sería un stop en cualquier planificación o proyecto a futuro ya que estaba claro que la situación venía para rato y había mucha incertidumbre”.

De los eventos que tenía por delante, añadió: “Este año la programación me dejaba con 5 Ironman 70.3, Campeonato Mendocino de triatlón sprint para agarrar ritmo y sin dudas no podían faltar las competencias de MTB emblemáticas de todos los años. Alcancé a correr el Ironman 70.3 de Bariloche ganando en mi categoría y consiguiendo mi plaza al Mundial, también tenía competencia en Florianópolis en abril y Río de Janeiro en junio, en septiembre tocaba Ironman de San Juan y noviembre Ironman de Buenos Aires”.

Ante esto, destacó: “En lo personal me volqué por las competencias de media y larga distancia en lo que es el triatlón, 1,9km natación, 90km de bici y 21km corriendo. El triatlón representa los principales 3 deportes que me gusta practicar y además representa una disciplina increíble a la hora de prepararlo el punto es que estas competencias son las más afectadas ya que son competencias voluminosas”.

A lo que refiere a su preparación, detalló: “Seguimos en dudas de lo que deberíamos o no hacer, yo me relajé y como el mundo es una incertidumbre y no hay nada concreto, lo único que nos queda es mantenernos, disfrutar de otros momentos de la vida y disfrutar de las pequeñas libertades deportivas que tenemos donde vivimos, siempre dije que San Rafael era un lugar impresionante y esto lo confirma. La parte de natación sí que esta complicada porque nos agarra una época del año que limita mucho con la natación de aguas abiertas, pero creo que 2020 no será un año para tener de referencia deportiva, sin dudas aprenderemos a valorar otras cosas y podremos, con suerte, prepararnos bien para el año 2021”.

Sobre la  vuelta a las competencias añadió: “La vuelta al mundo de las competencias lo veo complicado por el momento, hay que esperar que se aclare un poco el tema de la pandemia y ver qué queda de todo esto, hoy creo que es prioridad para muchos, pero estamos en tiempos complicados porque nadie sabe qué es lo que se puede hacer o no. Además las competencias que yo voy asisten personas de muchas partes del mundo y siempre son en lugares demasiado alejados, eso limita ya que el desplazamiento y la aglomeración de gente será lo primero que estará afectado”.

De su pasar por los deportes y cómo llegó a dedicarse de pleno a las disciplinas combinadas, contó: “Somos seres de adaptabilidad, a medida que vamos evolucionando vamos queriendo distintas cosas para nuestra vidas, nos vamos adaptando al cambio de objetivos y vamos practicando cosas distintas. Creo que el MTB me formó en la etapa más importante de mi vida, era muy joven y me hizo creer en la disciplina y la constancia, conocí mucha gente y lugares que me enseñaron, luego llegó un momento en el que sentí que debía comenzar a fijar mi futuro y regresé a la Argentina, comencé proyectos nuevos, personales y familiares y como era lógico el deporte no podía faltar. Me gustó siempre el triatlón, lo elegiría una y mil veces más porque me gusta la preparación y la calidad de personas que lo practican, sin dudas mi preparación no es la misma que tenía con el MTB, porque muchas veces las obligaciones me limitan para poder entrenar, sin embargo, lo disfruto mucho”.

Al referirse de la experiencia del Ironman del año pasado, acotó: “Las experiencias Ironman que he vivido hasta ahora lo tomo como lo que ya he mencionado antes. Una educación deportiva y de vida a la disciplina, el esfuerzo y luchar por algo. Sin embargo, mi objetivo final en algunos años sería poder estar en un Ironman full y porqué no, un ultraman. He aprendido a diferenciar entre buscar a alguien a quién superar siempre, lo cual fue un error en mí y lo es en muchas personas y querer superarse a uno mismo, estos últimos años y con el triatlón empecé a superar cuestiones personales que me marcaron y me enseñaron que el único objetivo a superar es el día a día, una semana de entrenamiento completa debería ser el primer objetivo de cualquiera y de ahí en más, poder mirar el reloj y decir; madre mía, qué tiempazo”.

Martín también habló de lo positivo y negativo de esta pandemia: “Esta situación nos demuestra que los seres humanos estamos todos a la misma altura ante una situación de fuerza mayor, nadie es más que nadie y todo puede terminar de un momento a otro sin previo aviso, después de esto creo que muchos valoraremos más cada momento en familia, entre amigos y ni hablar de los viajes. Lo negativo muchos podrían decir que suspendieron sus planificaciones, pero creo que el deporte debe ser mucho más que una competencia, un resultado, sino un estilo de vida, y en este estilo de vida, un alto de 6 meses o 1 año no será problema. Vendrán tiempos mejores sin dudas porque después de esto, cada competencia tendrá muchísimo más sentido”.