Masacre en La Plata: qué dijo el principal sospechoso del triple crimen

El adolescente de 17 años que buscaban por su posible vinculación con el triple crimen de Melchor Romero no fue encontrado caminando por la ruta 2, como indicaban las primeras versiones. Entró por sus propios medios al Destacamento de Seguridad Vial de Samborombón a pedir un vaso de agua porque tenía sed, uno de los policías le preguntó su nombre y cuando respondió lo retuvieron.

Así se lo confirmó una fuente cercana a la causa al portal 0221, que además señaló que el chico dijo no acordarse de qué fue lo que pasó. Según su versión, el miércoles pasado festejó el Año Nuevo con una de sus hermanas, fue después con amigos a ver la quema de muñecos y volvió a dormir a su casa cerca de las 7 de la mañana.

Entró por la ventana porque la puerta estaba trabada, sin imaginar que eran los cuerpos de su familia los que no le permitían abrirla. Cuando se despertó al mediodía tenía «sangre seca» en las manos y fue al baño a lavarse. Al salir, encontró la masacre. “Me asusté mucho, me tomé un tren a Constitución”, sostuvo el adolescente, que pensaba llegar caminando a Mar del Plata.

Su declaración, precisó la misma fuente, fue «confusa, con muchos vacíos». “Soy de tener pesadillas, cuando me desperté tenía sangre seca en las manos”, sostuvo ante los investigadores. Cuando le mencionaron que la nena de cinco años había sido descuartizada se largó a llorar, mientras repetía que él no les había hecho nada.

El adolescente llevaba “un bolsito con una remera y un pantalón que ya fueron secuestrados para pericias”. «Está bien de salud, no está lastimado ni deshidratado, lo que más llama la atención es que tiene las manos sanas, es decir que los que dicen haberlo visto corriendo con las manos vendadas y ensangrentadas o miente o vieron a otra persona”, indicaron.

El caso

Graciela Holsbak; su pareja, Raúl Bravo y Alma, la nieta de cinco años de la mujer, fueron las víctimas del crimen que conmocionó a Melchor Romero. En todos los casos, el asesino usó una cuchilla de 4 centímetros de alto.

Según la autopsia, Holsbak presentaba al menos 13 cortes en su cuerpo y una herida mortal en la zona del abdomen.Bravo recibió una decena de lesiones y un corte a la altura del corazón que le provocó la muerte, mientras que Alma, la nena de cinco años, fue encontrada descuartizada adentro de una bolsa.

 

(TN)

Compartir

¿Piensa que Mendoza ya está en condiciones sanitarias para que abran los gimnasios?

Artículo anteriorNanclares aseguró que a la Justicia provincial le faltan jueces
Artículo siguienteFechas de La Vendimia 2020 en San Rafael