Masivo ingreso de pescado por fiestas religiosas

||
||
||

En el período comprendido entre Cuaresma y la Semana Santa fueron 11.400 los kilos que llegaron para comercializarse en nuestro departamento. 

La diferencia es notable si se compara con los apenas 3.200 kilogramos que se registraron entre enero y febrero de este año.

A menudo los especialistas recomiendan incorporar pescados a nuestra dieta, con el objetivo de sumar los valiosos nutrientes que este alimento tiene. Sin embargo, muchos argentinos no tienen esta carne como integrante habitual de su menú cotidiano. En cambio, muchos sí lo consumen en grandes cantidades durante la Semana Santa. Así lo demuestran los números que averiguó nuestro diario en relación a la cantidad de este producto que ha ingresado a San Rafael. Días atrás hemos informado que las pescaderías locales habían sido la “vedette” de Semana Santa, dadas las largas colas que podían divisarse en las entradas de este tipo de comercios. En el marco de la Ley Federal de Carnes, se lleva adelante la contabilidad de todo el pescado que ingresa en los distintos puntos de nuestro país. En este sentido, es verdaderamente sorprendente observar el incremento que tuvo hace unos días el ingreso en San Rafael. En el período comprendido entre enero y febrero de este año, a nuestro departamento ingresaron 3.200 kilos de pescado, proveniente de distintos puntos, para su comercialización en las pescaderías locales. No obstante, debido al acercamiento de la Semana Santa, la cifra prácticamente se cuadruplicó. Así, según lo registrado, desde el inicio de la cuaresma (principios de marzo) hasta la Semana Santa (que comenzó el 17 de abril), ingresaron a San Rafael 11.400 kilos de pescado. Como puede observarse, hay 8.200 kilos de diferencia entre un período y otro. Esto muestra a las claras el hábito local de consumir pescado a medida que se va acercando la festividad religiosa de la Cuaresma y las Pascuas. ESPECIALISTA Consultada al respecto, la titular del Departamento de Bromatología, Mónica Roberts, explicó que “es verdaderamente notable la diferencia en la cantidad de pescado ingresado entre un período y otro. Es como una tradición, porque en verano, por el calor, el consumo de pescado disminuye considerablemente, y va aumentando a medida que se acerca el invierno”. Y agregó: “Esas cantidades son las que ingresan a San Rafael y lo que desde Bromatología controlamos en las distintas pescaderías locales”. Días atrás, también en diálogo con Mónica Roberts, nos explicó acerca de los diversos controles que se llevaron adelante en Semana Santa, los cuales afortunadamente no arrojaron inconvenientes, ni en lo que tiene que ver con el pescado ni en la elaboración y venta de huevos de chocolate. BENEFICIOS El pescado aporta más proteínas que la carne roja, e incluso puede ser mejor digerido que ésta, por sus grasas poliinsaturadas y también por tener menos tejido fibroso, lo que facilita su descomposición y digestión. Contiene pocos hidratos de carbono, pero tiene una gran cantidad de minerales, fósforo, calcio, yodo, flúor y hierro, así como vitaminas, A, D, E y del grupo B. Éstas, junto con el hierro, se encuentran en mayor proporción cuanto más graso es el pescado, pero esta grasa es cardiosaludable, al contrario de la presente en las carnes rojas. Una de las principales recomendaciones que se hacen en relación con el pescado consiste en controlar que se encuentre en buen estado a la hora de comprarlo, como así también que se encuentre bien cocido antes de consumirlo.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorRealizaron ayer la Apertura del Año Scout en el sur provincial
Artículo siguientePedal vapuleó a Villa Atuel y es puntero del torneo Apertura