Mataron a un hombre a cuchillazos frente al Juzgado Vial

Cuatro personas fueron aprehendidas por el hecho

Una posible riña, por causas hasta ahora desconocidas, se cobró la vida de José Antonio Pérez Jaque (51) durante los primeros minutos del lunes en nuestra ciudad.
Al CEO ingresó un llamado dando cuenta de la presencia de un hombre tendido sobre el asfalto en el cruce de calles Segovia y Beltrán, en el barrio Pueblo Quiroga, por lo que hasta el lugar se desplazaron agentes policiales. Los primeros agentes en llegar corroboraron el reporte y solicitaron una ambulancia del Servicio de Emergencia Coordinado, que de urgencia trasladó a Pérez al hospital Schestakow, donde finalmente falleció como consecuencia de múltiples heridas punzocortantes, según el informe médico preliminar.
Cuando la investigación daba sus primeros pasos, tras el fallecimiento de Pérez, otro llamado al 911, anónimo, informó que el autor del crimen había sido un joven de apellido Castillo, residente en el pasaje Hilario Cuadros, a media cuadra de donde se produjo el hecho.
Para evitar la fuga de los presuntos autores, policías se apostaron en las inmediaciones de la casa señalada, a la espera de movimientos en el lugar. Fue en ese momento que actuaron, en primera instancia, para detener a un menor de 14 años que salió de la propiedad en cuestión. Luego hicieron lo propio dos hombres y una mujer acompañada de una niña, quienes salieron hasta la avenida Colón, donde los esperaba un taxi. Pero antes de emprender viaje en el vehículo de transporte, los sospechosos fueron rodeados por uniformados, quienes protegieron en primer lugar a la niña de 5 años y la pusieron a disposición del Organismo Administrativo Local (OAL).
Uno de los detenidos, el señalado por quien llamó al CEO como autor del homicidio, ofreció una feroz resistencia ante el accionar policial. Agredió a los efectivos e incluso provocó destrozos en uno de los móviles.

En efecto, además del menor de 14 años (trasladado a la Comisaría del Menor), fueron detenidos dos hombres de 19 y 23 años y una mujer de 23, pareja de uno de los sujetos.
Entre las pertenencias de los detenidos, los investigadores secuestraron un cuchillo de 13 centímetros de hoja manchado con sangre. También registraron manchas hemáticas en la parte trasera del taxi y en la indumentaria de los sospechosos. Además, en la vereda de la Unidad de Resoluciones Viales, edificio que funciona a metros de donde ocurrió el crimen, aparecieron manchas de sangre e incluso huellas de zapatillas que –evidentemente– han tenido sangre en su suela.

Allanamiento y secuestro
Ya en la Comisaría 8ª, los policías a cargo de la causa recibieron un dato relevante respecto a dónde se encontraba un segundo cuchillo que habrían utilizado los homicidas para ultimar a Pérez. Tras esa información, Rossi ordenó un allanamiento en la casa del pasaje Hilario Cuadros que ejecutaron agentes de la Unidad Investigativa. En una estufa apareció otro cuchillo, también con manchas hemáticas, que fue secuestrado y se incorporó a las pruebas que ya tiene el expediente.
Quien debe rearmar el rompecabezas para determinar qué pasó es Andrea Rossi, que prevé oficializar imputaciones durante esta jornada. La hipótesis más firme es que Pérez fue víctima de un homicidio en el marco de un posible ajuste de cuentas.