Matías Messi declaró ante la Justicia y seguirá detenido

Luego de declarar ante el fiscal Juan Pablo Calderón, Matías, el hermano de Lionel Messi, continuará detenido por el choque que protagonizó el sábado en Villa Gesell, donde habría amenazado con un arma a otro conductor.

En su declaración, Matías reconoció el accidente y el enfrentamiento a golpes, aunque negó la portación de un arma.

Es la segunda vez en tres meses que el hermano del rosarino se transforma en noticia por protagonizar un escándalo policial. El año pasado debió afrontar una causa por “portación ilegal de un arma de guerra” hallada a bordo de su lancha, luego de un accidente en el río Paraná. Esta vez quedó demorado después de chocar a otro auto en la ciudad balnearia, acusado por “amenazas agravadas, lesiones leves, daño y resistencia a la autoridad”.

“El Volkswagen Vento, que iba delante de la camioneta Range Rover que manejaba Matías, frenó para pasar un lomo de burro. El hermano de Messi siguió de largo y lo chocó”, publica Clarín sobre el hecho que se registró en avenida Buenos Aires y Paseo de los Pioneros.

“Ambos se bajaron y, al parecer, Matías intentó golpear al conductor del Vento, que logró esquivarlo. Fue entonces que Messi sacó del baúl un arma de fuego con la que le apuntó al otro hombre”, agregaron.

Se montó un operativo policial para dar con Messi, que fue hallado 40 minutos más tarde en el acceso norte de Gesell. En su auto no encontraron el arma, aunque sí dos restos de cigarrillos de marihuana.