«Me siento liberada, segura y tranquila», dijo la sobrina de Alperovich que lo denunció por abuso

La sobrina y ex colaboradora del senador José Alpeovich que lo denunció por abuso sexual con acceso carnal dijo que se siente «liberada, segura y tranquila», luego de que el ex gobernador tucumano atribuyera la acusación a un complot en su contra.

«Me siento liberada, segura y tranquila”, señaló la denunciante de 29 años en un texto que fue difundido hoy por el grupo de apoyo técnico, al tiempo que subrayó que “las víctimas de violencia sexual no somos culpables”

“Tal como se ratificó en ambas sedes judiciales, de Tucumán y Buenos Aires, la causa es únicamente por abuso sexual, por los episodios denunciados y el único imputado es Alperovich. Solo esos hechos son los que se investigan”, remarcó.

El comunicado se dio a conocer luego de que en los últimos días se difundiera a través de medios de comunicación un escrito presentado por la defensa de Alperovich “que intenta desviar el origen de la causa”, denunciando un complot en contra del actual senador, en uso de licencia, que involucraría a distintos funcionarios de la provincia de Tucumán.

La presentación fue desestimada por el juez que lleva adelante la causa, Facundo Maggio, fallo que fue apelado por la defensa, por lo que el viernes se realizará una audiencia para tratar este tema.

“Como siempre estaré a disposición de la justicia porque mi único móvil es que se conozca la verdad de lo sucedido, lo único que pretendo y quiero es justicia”, sostuvo la denunciante al respecto.

«Las víctimas de violencia sexual no somos culpables. No somos responsables. No somos el blanco», expresó

La joven adelantó que se mantiene expectante de las próximas medidas judiciales en la causa, ya que el juez Maggio hizo un llamado para que los testigos de las partes se presenten a declarar.

En tanto, el equipo técnico que colabora con la denunciante, manifestó: “Confiamos en que la justicia no va a permitir que se tergiversen los hechos y que arrojará luz a lo denunciado”.

El 22 de noviembre, la sobrina del Alperovich que trabajó junto a él en su última campaña para gobernador lo denunció por violación en los tribunales de esa provincia y en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), en la ciudad de Buenos Aires.

Alperovich solicitó el 25 de noviembre una licencia de su banca como senador, que le fue concedida por un lapso de seis meses tras la aprobación de la Cámara alta.