Media sanción al Presupuesto en Diputados sin el apoyo de Juntos por el Cambio

Sin apoyo de Juntos por el Cambio, el oficialista Frente de Todos y aliados lograron esta madrugada darle media sanción al proyecto de Presupuesto 2021, el primero elaborado por la gestión de Alberto Fernández. La media sanción se registró con 139 votos a favor, 15 en contra y 90 abstenciones.

Si bien el bloque de Juntos por el Cambio decidió no acompañar la iniciativa, hubo legisladores del PRO de Corrientes y del PRO y la UCR de Jujuy que votaron a favor por pedido de los gobernadores Gustavo Valdés y Gerardo Morales, respectivamente.

En plena madrugada, el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, decidió no expresar el discurso de cierre para defender el Presupuesto 2021; por consiguiente, tampoco lo hizo Mario Negri, jefe del interbloque de Juntos por el Cambio.

La votación fue a las 6:46 de la mañana, tras una sesión maratónica que se había iniciado a las 14:00 del día previo.

El Frente de Todos contó con los apoyos del interbloque Federal y de casi todo el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo.

Juntos por el Cambio, la principal coalición opositora, no había firmado el dictamen del oficialismo en disconformidad con una cantidad de modificaciones al texto que se instrumentaron a último momento.

Este sector opositor también consideró que las proyecciones macroeconómicas para 2021 realizadas por el ministerio de Economía, que conduce Martín Guzmán, son «inconsistentes» y demasiado optimistas.

«No venimos a poner palos en la rueda y por eso nos vamos a abstener, pese a las inconsistencias que el proyecto contiene», dijo el radical Miguel Angel Bazze al explicar la posición que tomaron casi todos los legisladores de Juntos por el Cambio.

La iniciativa prevé para 2021 una inflación en torno al 29%, un crecimiento de la economía de 5,5%, un déficit fiscal de 4,5% y un dólar a 102,4 pesos.

«Las variables propuestas en el presupuesto no son razonables, son inconsistentes. Nadie va a creer que al final del 2021, el dólar va a estar 102 pesos», se quejó la diputada de la Coalición Cívica Paula Oliveto.

En su intervención, la diputada nacional del Frente de Todos Fernanda Vallejos destacó que el proyecto de Presupuesto reduce a la mitad el peso de los intereses de la deuda (del 3,4% al 1,5% del PBI) y, como contracara, duplica la inversión pública.

«Este es, a pesar del dramático escenario que la pandemia ha marcado para el conjunto de los países del mundo, un presupuesto expansivo. Le diría que es la antítesis de los presupuestos de aquellos 4 años. En esos años, la regla era el ajuste permanente», esgrimió.

Una modificación importante, que dejó más que satisfechos a los diputados de Misiones, fue la incorporación de tres artículos referidos a la creación de un «Polo de Desarrollo Productivo, Tecnológico y Exportador» mediante un régimen aduanero especial similar al que existe en la provincia de Tierra del Fuego.

Se trata de la creación de una zona franca exenta del pago de impuestos nacionales como el IVA, Bienes Personales, al Cheque, Ganancias, Combustibles y otros que «puedan crearse en el futuro».

Flavia Morales, del Frente de la Concordia, celebró la medida y sostuvo que «desde hace tiempo» el Gobierno de Misiones impulsa esta iniciativa para «paliar las asimetrías» en la competencia con Brasil y Paraguay, países fronterizos a la provincia.

El diputado de Córdoba Federal Paulo Cassinerio se quejó de que la iniciativa contempla un aumento de apenas 3.000 millones de pesos en conceptos de subsidios al transporte de pasajeros en el interior del país, «lo que equivale a una suba del 15%, cuando se prevé una inflación del 29%».

«Esto deja a los subsidios 14 puntos por debajo de la inflación proyectada para 2021», reprochó el cordobés, que aún mantenía esperanzas para que en la discusión en particular del articulado se pudieran agregar partidas adicionales a fin de compensar parcialmente las asimetrías respecto de lo que recibe el transporte en el AMBA.