Medidas a tomar para el mercado laboral postpandemia

Puestos de empleo y ocupaciones laborales por cuenta propia que están en riesgo o que ya no están. Ingresos igual a cero, en caída o con continuidad incierta. Esos son los efectos más inmediatos que, en el mundo del trabajo, causan la crisis del Covid-19 y la cuarentena dispuesta para intentar frenar los contagios.
El impacto en el mundo laboral es una fuente de desafíos para el durante y también para el después de la pandemia. Cómo preservar las relaciones laborales y cómo mantener ingresos en forma sostenida y suficiente para las familias son los dos interrogantes que surgieron de manera más urgente y que llevaron a algunas respuestas desde el Estado y desde varios acuerdos firmados entre empleadores y sindicatos. A esos desafíos se suman otros, porque en una economía fragmentada y con una parte no menor de la población en estado de vulnerabilidad social, ya se advierte que esta situación dejará en la Argentina un agravamiento de la pobreza y de las desigualdades.
Este colapso del empleo debería servir más como estímulo que como proclamación catastrófica, esperada, por otra parte, desde que se congeló la actividad económica a mediados de marzo. En ese sentido, los gobiernos y los agentes sociales deberían actuar en dos direcciones complementarias. La primera es sostener con los recursos necesarios las políticas de contención de la crisis, sean líneas de crédito, avales, fondos de reconstrucción o, en el caso laboral, los REPRO. Pocas dudas caben ya de que su vigencia tiene que prolongarse hasta finales de año y considerar, según sea el balance de 2020, algún tipo de ampliación parcial en 2021.
La segunda vía de acción imprescindible debería consistir en aprobar nuevas políticas activas de empleo coordinadas con planes de inversión en infraestructuras, mercados energéticos o tecnológicos. Crear nuevos empleos, más estables y con más productividad, debería ser la prioridad de las políticas de reconstrucción del mercado laboral tras la pandemia.

Compartir

¿Le parece bien que la Vicepresidente Cristina Kirchner presione para que remuevan a los jueces que la investigan por casos de corrupción?

Artículo anteriorEspacio de opinión: Volvimos para atrás
Artículo siguienteFrase