Mendoza afectada por la inactividad mundial de la producción de petróleo

El sector petrolero mundial en general y mendocino, en particular, esta preocupado porque en estos momento hay algunos equipos que están parados, no están trabajando las perforaciones, y a raíz de, no solo la crisis del petróleo sino también por la necesidad de buscar inversiones.

El gobierno de Mendoza, las empresas y el sindicato están en el marco de una conciliación obligatoria porque los trabajadores de dos empresas, como Network y San Antonio están con algunos equipos parados, están cobrando el básico sin los adicionales repercutiendo en el bolsillo de los trabajadores petroleros.

El secretario general del sindicato de Petróleo y Gas de Cuyo, David Castro, explicó que hay crisis en el sector porque se está en una situación más que delicada. “Estamos con una situación delicada porque tenemos un problema con un equipo que está operando, perforando en Malargüe y el domingo terminó la operación y lo quieren bajar a este equipo y de ahí nosotros iniciamos una acción directa, pero más que todo para tratar de ver la posibilidad de que el equipo continúe. A través de eso se nos ha aplicado una conciliación obligatoria, hay un compromiso por parte del gobierno provincial de bajar el costo de las regalías, pero también por el otro lado el gobierno le está exigiendo a YPF el hecho de que cumpla con los compromisos asumidos cuando se les entregó las áreas. Hay compromisos por ambos lados. Nosotros los trabajadores ponemos todo lo que esté dentro de nuestras posibilidades, no tenemos ningún problema, a nosotros nos ofrecieron el hecho de bajar el equipo y dejar la gente en standby, pagándole el salario en su domicilio y nosotros no queremos eso, queremos ganar la plata trabajando”.

“No sirve que bajen el equipo, no queremos que lo bajen. Ya tuvimos la misma situación en diciembre del año pasado que nos bajaron un equipo de San Antonio y el equipo no se va a levantar más, ahora nos quiere bajar este equipo de Network y no lo van a levantar más. Nos va a quedar solo un equipo perforador en la zona, que está operando en Mendoza-Norte”, aseguró castro.

De esta forma, la situación perjudica también a la provincia porque se baja la producción, las regalías y esto afecta a todos, aseguran desde el sector minero de Mendoza.

 

Fuente: Jornada