Mendoza busca solucionar el problema ambiental y social de los residuos sólidos y urbanos

El Gobierno provincial, a través de la Secretaría de Ambiente y Ordenamiento Territorial, busca implementar el programa GIRSU, que beneficiará al área Metropolitana y al Valle de Uco.

El objetivo del programa GIRSU (Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos) consiste en implementar sistemas integrales de gestión de residuos sólidos urbanos (RSU) en centros urbanos de más de 20.000 habitantes.

Mediante planes estratégicos de intervención, se busca disminuir la disposición de residuos en basurales a cielo abierto e incrementar su disposición en rellenos sanitarios diseñados, construidos y operados adecuadamente en estos centros. Este programa beneficiará al Área Metropolitana y al Valle de Uco.

«El proyecto se divide en dos: una parte de los fondos de financiación son para el consorcio integrado por los tres municipios del Valle de Uco. Se denomina COINCE y se destinarán 5 millones de dólares. La otra es para el ambicioso proyecto que beneficiará a los 7 municipios del Área Metropolitana, para el cual habrá una partida de 20 millones de dólares», explicó el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance.

El Programa GIRSU contempla la ejecución de acciones de educación, concientización, comunicación social, fortalecimiento institucional, separación en origen, recolección, logística, transporte, transferencia, valorización, reciclaje y disposición final de los residuos sólidos urbanos y saneamiento de basurales a cielo abierto.

Componentes ambientales

El Centro Ambiental El Borbollón, en Las Heras, constituye una importante obra de saneamiento ambiental. Permitirá el tratamiento y la disposición final adecuada de todos los residuos generados en la Zona Metropolitana de Mendoza, la cual concentra el 70% de todos los residuos generados en la provincia. Es decir, alrededor de 1.400 toneladas por día.

Las obras consisten en una planta de separación de reciclables, una planta de compostaje y un módulo de relleno sanitario.

Componente social

La gran dispersión espacial de la Zona Metropolitana y las gestiones municipales que han realizado una disposición sin control de los residuos sólidos y urbanos en basurales a cielo abierto, acompañado de crisis económicas recurrentes, han llevado a una importante cantidad de población en estado de vulnerabilidad social a hacer de la separación de residuos en estos basurales su fuente de sustento.

Conociendo esta problemática, normalmente asociada a la gestión de los residuos, se desarrolló un Plan de Inclusión Social, que complementa al proyecto del Centro Ambiental El Borbollón, para una población total de alrededor de 1.000 personas. Estos vecinos están asociados a tres basurales a remediar: el basural de Puente de Hierro (Guaymallén), el basural de Campo Cacheuta (Luján de Cuyo) y el sector de trabajo de separadores informales de residuos, ubicado dentro del predio del actual Vertedero Controlado de Las Heras.

Generación de energía

En el Centro Ambiental El Borbollón, se generará energía eléctrica a través de la captación y procesamiento del biogás proveniente de los módulos de relleno sanitario.

Entre las distintas tecnologías utilizadas para la conversión de biogás en energía eléctrica en rellenos sanitarios, se adoptó la tecnología de microturbinas. Sse está utilizando en el actual Vertedero de Las Heras (colindante al predio donde se construirá el Centro Ambiental El Borbollón) para la gestión de biogás de celdas piloto. Se obtienen buenos resultados en cuanto a cantidad de energía generada, por lo que se la consideró la más adecuada para el sitio.

De este modo, el Centro Ambiental El Borbollón podrá obtener de esta fuente la totalidad de la energía eléctrica necesaria para su funcionamiento. Además, generará un excedente que será entregado a la red eléctrica para su distribución.

Separación en origen y recolección diferenciada

La implementación de la separación en origen implica el diseño y puesta en marcha de campañas de concientización y comunicación a la población, para que separen sus residuos, más una logística de recolección. Todo esto se encuentra desarrollado en detalle en la Plan de Comunicación Social y Ambiental del proyecto.

Todo este sistema, a su vez, se verá complementado por los sistemas de recolección y procesamiento de reciclables, diseñados en el marco del Plan de Inclusión Social.

Consorcio Público de Gestión Intermunicipal de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de la Zona Centro (COINCE)

Los Municipios de San Carlos, Tupungato y Tunuyán, conforman el denominado Consorcio Público de Gestión Intermunicipal de tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos de la Zona Centro (COINCE), que articula los distintos actores involucrados, dando cumplimiento a la normativa. El COINCE efectúa una gestión integrada de los residuos sólidos y urbanos, transportándolos a un relleno sanitario en Capiz, San Carlos.

La realización del Proyecto GIRSU permitirá mejorar los sistemas de transporte de los residuos sólidos y urbanos desde las localidades hasta el centro de disposición regional. Además, profundizar las estrategias de valorización de materiales recuperables y optimizar la gestión del COINCE.

Hoy se procesan en el COINCE aproximadamente 2.500/3.000 TN al mes de residuos sólidos urbanos, provenientes de los tres municipios. Este procesamiento podría optimizarse si los municipios contarán con una mejor logística y medios de transporte para llegar hasta la planta del COINCE.

El Proyecto GIRSU incluye la entrega a los municipios de camiones bateas para mejorar la logística. Esta inversión, junto con las Plantas de Transferencia y la eliminación de los macro basurales, sobre todo en el caso de Tupungato con la problemática de Villa Bastías, va a dar solución a la situación social en la zona.

Gentileza: Prensa Mendoza