“Mendoza produce mucho más de lo que recibe”

Fundado en algunos “exit” (“salida”) que hay o ha habido en el mundo, Cornejo se refirió a una posibilidad de que la provincia de Mendoza se separe de Argentina, teniendo en cuenta que –según él– la provincia cuenta con todo lo necesario para ser un país. Desde FM Vos (94.5) y Diario San Rafael dialogamos con el economista Daniel Garro, quien se refirió a este tema, que hace años circula esta idea en nuestra provincia.
“Me parece que lo que hay que tener en cuenta cuando uno hace un análisis de este tipo –que es más bien simulado– es considerar aspectos en términos de un funcionamiento que evidentemente no pueden ser actuales. Es necesario que el proceso se piense en términos bastante fuertes no solamente en lo que hace a lo institucional, a lo jurídico, sino también a lo económico, porque la economía de Mendoza en ese caso empezaría a transitar por un camino que es totalmente diferente al actual. Empecemos por un hecho: Mendoza va a tener que recaudar sus propios impuestos, entonces debería analizarse ¿qué pasaría si Mendoza empezara a recaudarlos y qué es lo que busca Mendoza cuando se va a independizar?”, expresó, y agregó que nuestra provincia recibe menos de lo que hace en cuanto a impuestos nacionales a partir de su producto bruto, si se la compara con otras provincias.
El economista no dudó en asegurar tras un estudio realizado hace 20 años que “Mendoza produce mucho más de lo que recibe”. Recordó que según la “idea Alberdiana” de la Constitución de 1853, establecía un orden de relación diferente al actual: el individuo que pagaba sus impuestos, coparticipaba a las provincias y estas a la nación, y hoy es exactamente al revés, siendo la nación la que coparticipa a las provincias y éstas a los municipios. “Ese orden de relación ha ido cambiando con el correr del tiempo y ha hecho que hoy provincias como Mendoza, Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y hasta Chubut recibieran menos de lo que generan. El resto de las provincias reciben mucho más”, señaló.
Aclaró que para hacer una diferencia en una posible independización, Mendoza no debería usarla a su favor para que los funcionarios hagan política, sino para bajar el gasto público no menos del 50% a fin de diferenciarse del resto. “Si no, no hay ninguna posibilidad de que Mendoza se diferencie y va a ser lo mismo –o peor– si se independiza”, destacó, y añadió que sería más conveniente que fuera un Estado que no generara deuda, pues “no tiene sentido que los Estados se endeuden”. Por otra parte, la provincia no debería tener una moneda propia, sino dejar que sus habitantes utilizaran cualquier moneda del mundo.