Mendoza: Un médico del Hospital Central marcaba el ingreso y la salida, pero no trabajaba

Un caso insólito se produjo en el Hospital Central con uno de los médicos que allí trabajaba.

El profesional, identificado como Armando Jesús Gregorio Visciglia, marcaba la entrada y la salida a su horario en el nosocomio, pero no cumplía con sus tareas.

Lo más increíble de esto es que en 2006 Visciglia ya había sido echado, llevando el caso hasta la Suprema Corte de Justicia provincial, que en ese entonces revirtió la decisión y el médico debió ser reincorporado en 2009.

El médico trabajaba en la Oficina de Comercialización del Hospital Central, y al ser descubierto el «explicó» que realizaba actividades fuera de planta y dentro del hospital, para confeccionar listas de productos y precios (en su función de auditor).

La investigación en su contra fue ordenada por Ariel Herrera, director ejecutivo del Hospital Central, y comenzó en junio luego 2017 luego de que detectaran varias irregularidades. Así el acusado no habría, pese a marcar tarjeta, cumplido con su horario entre el 1 de enero y el 1 de junio del año pasado.

El sistema biométrico arrojó que Visciglia ingresaba minutos antes de las 8.30 y salía entre las 17 y las 19. Sin embargo, esto no coincidía con su presencia real en el establecimiento. Además sus compañeros aportaron datos claves para el caso y confirmaron la falta de cumplimiento de su labor.

De esta manera esta semana fue cesanteado y desvinculado en un decreto firmado por el gobernador Alfredo Cornejo y la ministra de Salud, Elisabeth Crescitelli.

Fuente: Diario Jornada