Menos asado: el consumo de carne vacuna en su nivel más bajo

El consumo de carne vacuna en el país registra su nivel más bajo en 40 años. Según las estadísticas del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IpcvA), cada argentino consume un promedio de 50 kilos de carne vacuna por año, mientras que a fines de los años 70 el consumo per cápita era de 90 kilos.
Esta disminución en el consumo preocupa al sector ya estos 50 kilos vienen manteniéndose desde hace aproximadamente dos años. El valor es uno de los más bajos históricos informó Cadena 3.
La carne vacuna se ha ido remplazando por el pollo y el cerdo. El primero ha tomado una preponderancia muy grande de alrededor de 45 o 47 kilos por habitante por año. El cerdo también, con un promedio de consumo de 17 kilos.
Se adjudica la situación de la merma del consumo de carne vacuna fundamentalmente a la falta de poder adquisitivo de la población argentina. Es que durante el comienzo del año, iniciada la pandemia, el consumo tendió a ser ascendente, por el hecho de que la gente estaba más tiempo en casa y se animó a probar otros cortes que antes no eran utilizados normalmente.
La alta inflación, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios este año, sumado a que tal vez hubo menos juntadas de amigos con asado de por medio y el cierre de restaurantes por la extensa cuarentena, parecen confluir en esta baja.
Pese a la baja, el consumo de alguna manera se mantiene aunque el ciudadano opta por cortes más económicos. Argentina sigue siendo el principal país consumidor y el quinto productor de proteína cárnica en el mundo.

Compartir

¿Quién avala la toma de tierras?

Artículo anteriorEl Aeroclub de San Rafael incorporó una nueva aeronave
Artículo siguienteLanzaron línea de financiamiento para inversión productiva para Mipymes