Mensaje optimista de los más pequeños: arcoiris solidarios en las ventanas

Acostumbrados a ir a la escuela, ahora los más pequeños tienen que pasar el día encerrados en casa. A muchos todavía les cuesta entender lo que está pasando allí fuera y a qué se debe este cambio de vida en tan solo unos días. Ya no hay escuela, no hay parque y tampoco actividades extraescolares. El surgimiento de iniciativas populares hace que los padres y los niños puedan llevar mejor el confinamiento por la crisis del coronavirus.
Entre ellas, destacan los arcoíris solidarios. Esta afectiva acción consiste en dibujar un arcoíris en una hoja o una cartulina, escribir un mensaje optimista y colgarlo en las ventanas. Un bonito gesto que ayuda a que los más pequeños comprendan qué está pasando y pasen un rato entretenido.
La iniciativa nació en Twitter hace unos días bajo el hashtag #desdemiventana. Desde entonces se ha difundido entre los padres, empezando por Europa. Ahora ya llegó a San Rafael, donde en varias ventanas de la ciudad ya pueden verse los coloridos dibujos realizados por estos pequeños artistas.
La propuesta que circula en las redes sociales dice: “Después de la lluvia, un arcoíris, después de la tormenta, la calma. Después de un final, un nuevo comienzo”.
La idea es recordar que pronto pasará y podremos salir a pasear y jugar bajo el sol con nuestros amigos. Además, para la gente que tiene que trabajar, cuando pasen por las casas y miren por sus ventanas, podrán disfrutar las manualidades de otros y se sentirán seguramente acompañados.