Muerte de wichis en Salta: “No hay una solución a esto si no hay una política de Estado”

Tras la muerte de ocho chicos, los wichis se enfrentan al drama del “exterminio lento”, como las comunidades han llegado a llamar a la situación de total abandono que viven actualmente. Al respecto opinaron en diálogo con FM Vos (94.5) desde la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin), institución de larga experiencia en estos temas.
Diego Fernando Álvarez, gerente de la fundación, aclaró primeramente que trabajan en Mendoza, teniendo una red en todo el país de organizaciones que montan centros y que usan la metodología de Conin. En Salta hay cinco centros de este tipo –algunos cerca de la zona de mayor vulnerabilidad– que trabajan intensamente, pero que debido a que hablamos de comunidades nómades, a veces se complica ubicar a un niño que fue asistido anteriormente. “No poseen agua corriente ni cloacas, siendo la causa principal de muerte, pues de los ocho casos, cinco fueron por diarrea estival, la cual tiene como única causa el beber agua no apta para consumo”, dijo, y añadió que por ser niños desnutridos y con inmunodeficiencia, esta agua con gérmenes patógenos –que en otro niño produciría problemas durante dos días–les provoca la muerte. “El alejamiento, la distancia, la falta de agua potable, la falta de cloacas y la falta de una alimentación adecuada… es la consecuencia inevitable de todo esto. Más allá de la polémica que uno pueda entender por la distinta manera de ver las cosas, es un tema que debiéramos dejarnos ya de discutir si se hace de una determinada manera o de otra, y si es responsabilidad de uno o de otro. Que un solo niño muera es responsabilidad de todos y la única solución debe ser integral, definitiva a esto”, sentenció.
Recordó que en 2013 hubo un informe del periodista Jorge Lanata en el que se daban a conocer casos similares y que, por lo tanto, en casi siete años no ha cambiado absolutamente nada, continuando la muerte de niños en verano por las mismas razones. “Si uno tuviera que juzgar a la sociedad por estas cosas, la verdad es que diría que es un escándalo”, lamentó.
Conin asiste tanto al niño como a la madre, que en muchos casos es adolescente. Frecuentemente esa mamá no conoce cómo ayudar a su propio hijo, mejorándole la calidad de vida a través de la alimentación. Es por eso que Álvarez no ve en esos adultos responsabilidad sobre lo que le ocurre a los niños. “No hay una solución a esto si no hay una política de Estado”, resaltó.

Compartir

¿Piensa que Mendoza ya está en condiciones sanitarias para que abran los gimnasios?

Artículo anteriorCynthia Caselle convocada al Campus Dakar 2022 de tiro
Artículo siguienteSede local de la Cruz Roja celebra hoy sus 60 años