Murieron dos chilenos por fiebre amarilla en Río de Janeiro

Este jueves se confirmó una triste noticia que genera preocupación en todos aquellos que tengan pensado vacacionar en las playas brasileñas. Dos jóvenes chilenos que pasaron unos días en Ilha Grande, una paradisíaca isla tropical del estado de Rio de Janeiro, fallecieron por el brote de fiebre amarilla que azota a Brasil, según confirmaron las autoridades.

“Los dos chilenos fueron los dos últimos casos de muerte por fiebre amarilla registrados en Angra dos Reis“, el principal puerto de la Costa Verde carioca, dijo a la AFP una portavoz de la secretaría de Salud del estado de Río.

Felipe Santander, de 35 años, estaba de vacaciones con su novia en la isla desde finales de diciembre y falleció el viernes pasado en el hospital al no estar vacunado contra la enfermedad. Por otra parte, Ernesto Antonio Faúdez, de 20, estaba con un grupo de amigos y murió el martes también en el hospital.

Mientras tanto, el martes se confirmó el primer caso importado de fiebre amarilla en Argentina. ​Se trata de un joven que también pasó unos días en Ilha Grande y que aparentemente está fuera de peligro.

Ilha Grande es uno de los destinos predilectos de los turistas que visitan Rio de Janeiro por sus playas vírgenes que, a menudo, requieren excursiones por medio de la selva, donde proliferan los mosquitos.

Según la secretaría de Salud de Rio, Angra dos Reis es uno de los municipios con más casos de fiebre amarilla del estado, donde en este 2018 fueron registrados 82 casos, de los cuales 37 fallecieron.