Murió el joven baleado el domingo en Malargüe

El joven de 23 años que el fin de semana pasado fue baleado en Malargüe, falleció en las últimas horas del lunes en el hospital Schestakow de nuestra ciudad.
Tal como informara oportunamente Diario San Rafael, Miguel Díaz había recibido un impacto de bala en su cráneo durante la madrugada del domingo. Quienes lo trasladaron hasta el Hospital Regional del vecino departamento afirmaron que minutos antes viajaban a bordo de un Fiat 147 y que, en la intersección de Ruta 40 y Ejército de los Andes y por causas que aún se investigan, Díaz recibió un balazo que partió de un arma que manipulaba otro de los integrantes del grupo. Tras ello, quien habría efectuado el disparo se dio a la fuga y los otros conocidos de Díaz lo trasladaron, malherido, hasta el efector público malargüino.
Los profesionales que lo atendieron constataron la herida de arma de fuego y, debido a la gravedad del cuadro, dispusieron su traslado hasta el hospital Schestakow, donde permaneció en estado muy grave hasta casi la medianoche del lunes, cuando se produjo su deceso.
En cuanto a quien habría efectuado el disparo, personal policial de la Comisaría 24ª realizó diversas medidas que tuvieron resultado positivo, horas después del hecho, cuando aprehendió a un joven llamado Mauricio Escobar a quien se le secuestró un arma calibre .22 que sería desde donde partió el tiro a la postre fatal. En un primer momento, la fiscal actuante le imputó el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, pero ahora esa calificación cambió (ya sin el grado de tentativa) ante la muerte de Díaz.

Ablación
Una vez constatada la muerte del joven malargüino, su familia decidió donar sus órganos, por lo que las autoridades del hospital Schestakow y del Instituto Coordinador de Ablación e Implante de Mendoza (Incaimen) llevaron a cabo el protocolo pertinente a fin de concretar la ablación de los mismos, la cual se produjo entre la madrugada y la mañana de ayer. De allí el movimiento de ambulancias y vehículos policiales que pudo observarse durante la víspera en el centro de nuestra ciudad.