Murió la mujer de 84 años que casi es cremada viva en Chaco

La mujer de 84 años que se encontró a punto de ser cremada viva en la provincia de Chaco durante el último fin de semana, finalmente murió.

Según informó el diario El Litoral, la noticia fue confirmada por Alejandro Domínguez, jefe de la División de Prensa de la Policía de Chaco y así sumó un nuevo capítulo más la historia que tuvo todas las características insólitas de una historia de ficción y que finalizará con demandas judiciales.

La trama de la historia comenzó el fin de semana, cuando la señora había sido internada de urgencia debido a una falla biliar en el Sanatorio de la Sagrada Familia, en Resistencia.

Al constatar la gravedad del cuadro, los médicos decidieron dejarla internada en el área de terapia intensiva.

Un día después, la hija de la internada, de 54 años, recibió la comunicación por parte del centro médico de que su mamá había perdido la vida debido a un paro cardiorrespiratorio.

La familia inició las diligencias correspondientes y resolvió realizar una cremación, en lugar de enterrar el cuerpo.

Minutos antes de meter el cajón en el horno crematorio, se le permitió a la hija darle un último adiós al cuerpo. Fue así que, de acuerdo al relato de la policía chaqueña, al besar el vidrio sellado que separaba el cadáver de los familiares (por asuntos preventivos de pandemia) la hija notó que el barbijo se movía justo antes de darle un beso a su madre. Incluso, notó que la señora había abierto los ojos y la estaba mirando.

Los empleados lograron quitar la placa de vidrio sellada y la cremación se suspendió a último momento: la señora fue trasladada con suma urgencia a una nueva clínica privada.

A raíz del suceso, la hija resolvió presentar una denuncia judicial contra el Sanatorio de la Sagrada Familia en la Comisaría 1ª de Resistencia.

Fuente: Telefe

Compartir

¿Cómo interpreta el escándalo de las vacunas VIP?

Artículo anteriorDetuvieron a un sospechoso por el robo a Carolina Píparo
Artículo siguienteMurió la mujer de 84 años que casi es cremada viva en Chaco