Nacieron trigemelas, ahora en La Pampa: es el segundo caso en ocho días

 

A poco más de una semana del nacimiento de las trigemelas de Comodoro Rivadavia y la lamentable muerte de una de ellas, volvió a producirse otro caso insólito, esta vez en la provincia de La Pampa. Según las estadísticas los trillizos gemelares se dan solo una vez cada 200 millones de nacimientos.

Las nenas que tienen mismo ADN, y misma sangre y sexo, nacieron por césarea en la Clínica Modelo de Santa Rosa, La Pampa, dos días antes de cumplir las 36 semanas de gestación, y fueron atendidas por los doctores Carlos Riela y Talía Gallo. Las nenas se encuentran estables en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de la institución, en tanto la madre de estas, Lucia Perea, de 26 años, está en perfecto estado de salud.

Las bebés se encontraban en tres bolsas amnióticas, dos de ellas compartían la placenta. Primero nació Isabella con 2,550 kilos, luego Francesca que pesó 1, 850 kilos y, finalmente Catalina, con sus 1,680 kilos. El neonatólogo Marcelo de la Torre recibió e hizo los controles de las bebés.

Este tipo de embarazos de bebés monocigóticos (aquéllos que proceden de un único óvulo) se conocen en medicina como «monocorial triamniótica» y comparten el mismo ADN. «Sucede que de un mismo óvulo se ‘repartió’ el material genético y se se implantó en una sola placenta por lo que también comparten circulación», explicó a Con Bienestar el doctor Roberto Casale (MN 65557), jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital A. Posadas.

En el 98 por ciento de los embarazos múltiples, los fetos proceden de distinto óvulo, se desarrollan en una placenta diferente y cada uno con su propia bolsa amniótica. En el 2 por ciento restante de los casos, comparten placenta y puede darse el caso de que hagan lo mismo con la bolsa amniótica.

Compartir

¿Cree que éste es un momento oportuno para promover cambios en la Corte Suprema de Justicia de la Nación?

Artículo anteriorLa NASA investiga el primer delito ocurrido en el espacio
Artículo siguienteEE.UU.: Va a la cárcel de por vida por asesinar a una golfista