Natalia Oreiro se mostró preocupada por los efectos de la cuarentena en su hijo: «Lo encontré mirando por la cerradura»

Millones de personas en todo el mundo se vieron afectadas por la cuarentena. A muchas personas el encierro les hace mal, y hay otras que pueden llevarla de mejor manera. En el caso de los chicos pasa lo mismo, y varios padres comenzaron a notar comportamientos en sus hijos que antes no observaban.

En el caso de Natalia Oreiro, quien está realizando el aislamiento obligatorio con Ricardo Mollo y su hijo Atahualpa, aseguró que el niño de 8 años se vio afectado por el encierro. «Un día lo encuentro mirando por la cerradura del portón que da la calle, con un largavista. Quería poner el largavista en la cerradura. Y le digo ‘¿qué hacés?’. Y él me dice ‘me intriga saber lo que pasa en la calle'», expresó en diálogo con el programa Vivo para vos.

Sobre cómo vive ella la cuarentena, la artista expresó: «Estoy viviéndola con mucha paciencia, portándome bien, conteniendo a mi familia. También con alegría, dentro de lo que se puede. Manteniendo bien arriba la energía. No dejando entrar al miedo. Informándome, pero no sobreinformándome, porque la pandemia es algo peligroso, pero la sobreinformación y el miedo no creo que sean algo bueno».

«Te agarra angustia, incertidumbre, hay mucha información dando vueltas… En mi caso me da miedo por mis padres, que son mayores de 70 y viven en Uruguay. Ellos se están cuidando. Pero también lo que uno le transmite a los niños y niñas», concluyó.

Fuente: Pronto