Necesidad urgente de mejorar la ruta que va a Mendoza

En la mayoría de las provincias argentinas las principales ciudades están unidas por autovía. Sin embargo, parte del recorrido entre la capital provincial y San Rafael se hace por una ruta de un solo carril. La modificación sería de gran importancia para los pasos binacionales. 

Muchas de las grandes ciudades del país están vinculadas por autovías. Buenos Aires se conecta con La Plata y Mar del Plata con una ruta de cuatro carriles, lo mismo pasa con Buenos Aires por la autovía 14 que une toda la Mesopotamia, con Rosario y Córdoba. Dentro de otras provincias, Santa Fe y Rosario se unen por un camino de cuatro manos, lo mismo con Santa Fe y Córdoba, de Córdoba a Villa Carlos Paz también hay autovía.

En Mendoza la Ruta 40 está proyectada en doble vía desde el límite con San Juan hasta Tunuyán, la Ruta 7 une la capital con San Luis a doble mano por vía, pero con la segunda ciudad más grande de la provincia (San Rafael), solo tiene caminos de mano única.

El trayecto por excelencia que utilizan miles de sanrafaelinos para unir su ciudad con Mendoza Capital es el camino de Ruta 143 y empalme con Ruta 40 en Pareditas, una vía antigua y angosta por la que circulan miles de autos, camiones y colectivos. Son poco más de 240 kilómetros los que separan el centro de San Rafael con Mendoza Capital, pero en la práctica parece mucho más.

Si bien es cierto que los kilómetros de distancia no se pueden acortar, lo que se puede hacer es dar mayor seguridad y mejor circulación a los caminos. Hoy con la ruta de «ida y vuelta» para llegar a la capital provincial no se tarda menos de 2.30 horas en auto y 3.30 en micro, por lo que hacer un trámite o alguna actividad en Mendoza, considerando las horas de viaje de ida y vuelta, requiere todo el día y a veces más para un sanrafaelino.

Son muchos los accidentes al año que se registran en el trayecto, muchos de ellos protagonizados por sanrafaelinos. El trayecto de Paso de las Carretas con el Arco de San Rafael se ha llevado varias vidas en Divisadero de las Águilas, Las Toscas, Pareditas, entre otros. No solo los sureños padecen un camino que ha quedado «chico» para el crecimiento que ha tenido esta parte de la provincia, sino también San Carlos, ya que si bien la distancia a Mendoza es menor, tienen que viajar por este mismo camino.

 

PROYECTO

En varias oportunidades se hizo el pedido para construir la doble vía de la Ruta 143 hasta San Carlos, que vincule las obras con las de la doble mano de la ruta 40, pero -por ahora- el proyecto parece paralizado.

La prioridad del gobierno provincial es el tramo de la Ruta 40 entre Pareditas a El Sosneado, lo que traerá complicaciones ya que -aunque es buena la vinculación- sumará tránsito hacia Mendoza desde Malargüe y Neuquén, lo que dejará más en evidencia que la 40 del sur a Capital queda muy chica.

Los gobiernos de San Carlos, San Rafael y Alvear impulsan este camino, pero por ahora no aparece contemplado como prioridad. Sí se habló de unir San Rafael y Alvear en doble calzada, pero una vez más aparece este problema de que la 40 se verá fuertemente sobrecargada por el incremento del tránsito.

La unión de un corredor entre las rutas 40, 143 y 188 es una cuenta pendiente que se reclama desde hace años por parte de los departamentos del sur, incluyendo el sancarlino, en busca de dar un desarrollo más fuerte a esta parte de la provincia y tener mayor unidad con el norte.

 

ESPERA

La espera es larga, pero la voluntad política de esta parte de la provincia está presente. A pesar de esto, los mandatarios deberán seguir pujando para lograr este importantísimo proyecto, para el que los propios intendentes se ofrecieron a gestionar las tierras para realizar la ampliación que se proyectó en tres etapas, primero de Tunuyán a Pareditas, luego de Pareditas a San Rafael por la 143 y desde nuestro departamento hasta Alvear.

 

A CHILE

Son cada vez más crecientes los pasos a Chile desde el sur provincial. El Pehuenche ya es una realidad, mientras que el Paso Vergara suma cada vez más tránsito en temporada estival. Muchos de esos conductores terminan buscando la Ruta 40, más si tienen que salir a Ciudad de Mendoza.

En un futuro, cuando esté listo Las Leñas, todo el tránsito desembocará en El Sonseado, y de allí estará la continuidad directa de la Ruta 40 a Mendoza. Esto sumará muchos más vehículos y riesgos, por lo que es importantísimo tener una prioridad de obra para ampliar la 40 y el tramo de la 143.