Negri remarcó que «los extremos lucen en política, pero no resuelven los problemas

El jefe del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, consideró  que «los extremos lucen en política, pero no resuelven los problemas», durante una charla «virtual» con el neurocientífico Facundo Manes en la que abogó por construir «una mayoría social muy amplia».

El diputado nacional por Córdoba y referente de la UCR encabezó la charla que se llevó a cabo a través de las plataformas Zoom y Facebook Live con Manes como invitado especial y la participación de más de mil personas, similar a la que semanas atrás realizó con la ex gobernadora María Eugenia Vidal.

Allí el neurocientífico, de estrechos vínculos con la UCR, opinó: «Hay que ponerle fin a la grieta, que nos embrutece y nos hace más pobres. Hay que desconfiar de los líderes que nos dividen. Debemos respaldar líderes que nos representen con esperanza, nunca con miedo».

En este sentido, Negri coincidió al afirmar que «los extremos lucen en política, pero no resuelven los problemas» y agregó: «Necesitamos una mayoría social muy amplia. Tenemos un camino muy largo por delante, nadie nos va a regalar nada. Eso significa tener un acuerdo de un proyecto de desarrollo que hoy el país no tiene».

En la charla, realizada bajo la consigna «La llave de la post pandemia», Manes sostuvo que «nadie sabe cómo será el día después» pero que «las tendencias que venían tímida y lentamente se han acelerado» como «la educación a distancia» y la «telesalud».

Al respecto, precisó que si bien esas tendencias no reemplazarán a los docentes y los médicos, sí van a aumentar, y sostuvo que «el capitalismo va a continuar, pero las revisiones se van a acelerar».

«Si uno ve la historia de las epidemias, siempre produjeron grandes cambios sociales. Ya estamos viendo cómo el virus está reconfigurando la relación de los ciudadanos con la sociedad, con la cultura, la ciencia, las instituciones. Nos obliga a preguntarnos quiénes somos y a largo plazo a descubrir nuestra mejor versión», señaló Manes.

También advirtió que «los poderosos pueden usar la excusa de cuidar para controlar» a la sociedad y agregó: «Por primera vez hay una pandemia globalizada del miedo. Es una emoción muy efectiva para el control social».

En este sentido, Negri indicó: «Esta pandemia nos agarró en un mundo global, pero con una crisis de representación de la democracia.

Hay que tener cuidado porque la sociedad le entrega libertades al Estado, para no contagiarse, y esta entrega de libertades se puede convertir en un plan de gobierno y así es cómo avanza el autoritarismo. La vacuna para esto es que las instituciones funcionen».