Neuquén y Río Negro insisten con el asfalto de la Ruta 40

Una de las promesas que se vienen planteando desde hace años y que no termina de cumplirse es la integración del Sur mendocino con la vecina provincia de Neuquén mediante la Ruta 40.
En reiteradas ocasiones se planteó la necesidad de avanzar en la pavimentación del tramo sur mendocino para unirlo con la zona de Chos Malal y Zapala, lo que permitirá «penetrar» a la Patagonia argentina.
Desde el Diario de Río Negro plantean que se abre una nueva promesa de asfalto para unir Mendoza con Neuquén a través de la mítica Ruta 40.
«El norte neuquino espera desde hace más de 20 años ver hecho realidad el sueño de contar con la Ruta Nacional 40 pavimentada en el sur de Mendoza. Ahora todas las expectativas están puestas en el inicio del asfaltado de 111 kilómetros entre Laguna Coipo Lauquen y Bardas Blancas» destacan desde la vecina provincia, y señalan que «la obra alienta esperanzas por lo que implicaría para el corredor turístico hacia Bariloche y el extremo sur del país, el transporte público de pasajeros y el desarrollo tanto del norte neuquino como del sur mendocino».
Sin dudas se trata de una obra estratégica para San Rafael y Malargüe, que permitiría desarrollar una zona que necesita caminos y conectividad para desarrollar todo su potencial.