Nicolás Del Caño deja hoy su banca en el Congreso

El diputado nacional del Frente de Izquierda de los Trabajadores, Nicolás del Caño, presentó la renuncia a su banca en el Congreso de la Nación con el objetivo de rotar su cargo con otros integrantes de su partido político.
«Desde el Frente de Izquierda tenemos un compromiso entre todas las fuerzas políticas para entregar la banca y que en este caso asuma una compañera de otro partido, que es Mónica Schlottauer. Este es un mecanismo que venimos adoptando desde 2011 y no es la primera vez que lo hago, porque lo hice en 2014-15 cuando fui diputado por Mendoza. En esta situación complicada, hay que multiplicar la fuerza de los trabajadores y la juventud a todo nivel, sea pandemia o economía, porque las mayorías se ven siempre afectadas, sobre todo con su salario o jubilaciones que llevan años de caída», indicó a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael.
«En el caso del Congreso, el frente lo conforman tres fuerzas: el PTS, Partido Obrero e Izquierda Socialista, y ahora se sumado la gente del MST, esto se da en cada distrito en cuanto a la conformación de la fuerza, siempre con acuerdos políticos. Nosotros cobramos lo mismo que un trabajador por nuestras bancas y el resto es destinado a la lucha de los trabajadores, no perseguimos un proyecto personal sino que son puestos de lucha donde buscamos representar a las personas», agregó.
Sobre la actualización salarial del 40 por ciento para los legisladores nacionales, Del Caño calificó como una «vergüenza este aumento, porque acá estamos hablando de un sueldo inicial de 80 mil pesos, sin contar los pasajes o ítem de desarraigo, hay gente que puede llegar a cobrar 220 mil pesos por mes; creo que alguna vez deberían debatir por qué un diputado vale más que una maestra o una médica».

El manejo de la pandemia
«Nosotros siempre sostuvimos que había que tener una estrategia que combinara el testeo masivo, rastreo de contactos estrechos, cuarentenas focalizadas fuertes y a la vez plantear otras medidas relacionadas a laboratorios o asignación de recursos al sistema sanitario, las cuales nunca se tomaron. Hay muchos trabajadores informales que no pueden quedarse en su casa, no se los puede ajustar e incluso hay jubilados que como no les alcanza, salen a realizar changas. De hecho, dieron un IFE por algunos meses y no era acorde a la situación económica, e incluso este año el ministro Guzmán lo eliminó, han hecho un ajuste fiscal tremendo que hasta fue felicitado por Cavallo, el ministro de Economía del neoliberalismo», expresó el legislador nacional. otro lado, Del Caño entiende que «el asistencialismo lo impulsa la clase capitalista, los liberales y los que fugaron toda la plata, el problema del déficit no se resuelve con ajuste ni con la destrucción de la salud pública, acá hay que tocar los intereses de los bancos, que con el Gobierno de Alberto han triplicado las ganancias con las Leliq. Si se liberaran las patentes, se podría quintuplicar la producción de vacunas, pero primero están las ganancias de los laboratorios como Pfizer o Richmond».