Nuevas casas del IPV tendrán calefones solares

Las nuevas viviendas sociales que construye la Provincia tendrán calefones solares para favorecer el medio ambiente y el ahorro energético del usuario.
Ya se anunció y está en marcha el proceso para hacer 1.900 viviendas para el próximo año. El plan incluye 1.500 casas sociales y 400 proyectos habitacionales a los que podrán acceder familias con ingresos superiores a dos salarios mínimos, vitales y móviles (SMVM), lo que hoy equivale a $33.750.
El titular del Instituto Provincial de la Vivienda, Damián Salamone, indicó a FM Vos (94.5) y Diario San Rafael que “ya comenzaron los procesos licitatorios, 1.500 casas sociales y 400 del formato público-privado, las 1.500 casas sociales tienen la particularidad de incorporar calefones solares. Es también ahorro energético para los usuarios, es una medida importante”.
Quienes quieran acceder a una vivienda de tipo social, deberán inscribirse en el Municipio al que pertenezcan a fin de ser incluidos en el Registro de Necesidades Habitacionales (Renhabit). Los datos de los aspirantes son revisados con anterioridad a que se adjudiquen las viviendas para evitar que se cometan irregularidades, como que la propiedad sea vendida, alquilada o utilizada para realizar alguna clase de negocio, y no para el beneficio de la familia que la solicitó.
En el caso de Mendoza Construye, destinado a familias que tienen más de dos SMVM, los postulantes pueden acceder a líneas con un mix financiero (parte IPV y parte crédito hipotecario).
“Mendoza Construye –destacó Salamone– es un programa provincial que lleva poco más de un año desde que comenzó y hemos tenido casi la totalidad de las obras entregadas. Son operatorias en UVA sin tasa de interés, tomamos la UVA como medida de actualización cada seis meses y no afecta más del 20% de los ingresos, esto permite que a cualquiera que tenga un problema económico porque pierde el trabajo o le baja el sueldo, la cuota se le debe ajustar al ingreso; esto va a permitir que sea sustentable en el tiempo. Hemos duplicado la recaudación y bajado la morosidad en un 22 por ciento”.
Se entregan viviendas completas, con una superficie de 62 metros cuadrados en los desarrollos sociales, y de 70 a 90 metros cuadrados para las de participación público privada.