Nuevas reglas para cuatriciclos, motos y carros

La seguridad vial o la falta de ella es una materia que preocupa (o debería) a ciudadanos y autoridades. Atentos a las alarmantes cifras de muertos y lesionados que cada año deparan los siniestros de tránsito, los responsables de determinar las políticas públicas que tienen como objetivo mejorar esta realidad y evitar las consecuencias de dicho flagelo buscan optimizar las condiciones del tránsito regulando las conductas de quienes utilizamos la vía pública.
En esa inteligencia, algunos casos íntimamente relacionados con los sanrafaelinos han sido legislados recientemente, entre ellos la conducción de cuatriciclos, motos eléctricas y la utilización de carros para transportar lanchas, motos, entre otros.
El fenómeno de los cuatriciclos deparó históricamente más de una polémica. En los últimos años se había tornado habitual la utilización de esos riesgosos vehículos en ciertas zonas de nuestro departamento y, puesto que la normativa no regulaba palmariamente su uso, muchos coterráneos hacían un uso abusivo de estos o, lo que era peor, le entregaban su conducción a menores de edad. De hecho, era común ver en lugares como El Nihuil a chicos de 12 o 13 años manejando cuatriciclos de gran porte y potencia sin casco ni carnet habilitante e irrespetando toda norma de tránsito.
Ello cambiará a partir de ahora, puesto que el decreto 32/2018, que modifica la Ley Nacional de Tránsito, establece que quienes conduzcan una de estas máquinas deberán contar con carnet (no se otorga a menores), revisión técnica del vehículo y hacerlo obligatoriamente con casco y observando las reglas viales. Lo mismo ocurrirá con los usuarios de motos eléctricas o bicicletas con motor.
En cuanto a los carros (que en nuestra zona han deparado, al desprenderse, más de una desgracia), la nueva reglamentación establece obligaciones relacionadas con las medidas de seguridad a cumplimentar por quienes los utilizan.
Quienes se vean alcanzados por la nueva normativa deberán adaptarse a ella, comprendiendo que esta busca mejorar la seguridad y la salud de quienes manejamos y de terceros, y que he allí una clave dentro del necesario respeto comunitario.