Odisea en la Ruta: grupo de alumnos que viajó a Tecnópolis volvió a las 2 de la mañana

Foto ilustrativa

En los últimos días han ocurrido varios inconvenientes con sanrafaelinos que viajaron a Mendoza debido a problemas mecánicos con micros que dejaron varados durante algunas horas a los pasajeros.
Así, en las últimas horas, los papás de los chicos de la escuela José Antonio Salas vivieron una odisea, ya que el micro de la empresa Buttini que debía traer a sus hijos se rompió, tuvieron que cambiar dos veces de micro y terminaron llegando a las 2 de la mañana.
Es que el viaje de estudios que con tanto esfuerzo realizó la comunidad educativa terminó convirtiéndose en una mala pasada para los chicos. Si bien desde la escuela trataron de contenerlos en todo momento, la falta de respuestas de la empresa determinó que llegaran varias horas más tarde de lo previsto.
“Los chicos fueron a Tecnópolis y por problemas con el ómnibus, que se rompió dos veces, terminaron llegando a las 2 de la mañana”, contó Isabel, una de las mamás.
El viaje lo realizaron varios chicos de primer a sexto grado de la institución educativa. “El colectivo se rompió a las 17.30 a poco de salir de Mendoza, y luego de varias horas parecía que lo habían podido arreglar, pero 20 kilómetros antes de llegar a Tunuyán se volvió a romper”, explicó la mamá, quien contó que “los chicos se asustaron mucho”.
Cuando se produjo la nueva rotura del micro, a los chicos los trasladaron hasta la ciudad de Tunuyán en un “colectivo chico. En Tunuyán los esperó un colectivo más grande y pudieron hacer trasbordo pasadas las 22, y recién llegaron a destino a las 2 de la madrugada”, contó la mamá, bastante enojada por el servicio de la empresa.
Hay que destacar que ésta no es la primera vez que se producen inconvenientes de este tipo con micros de la empresa. En las últimas semanas al menos dos micros se rompieron en medio de la ruta en el camino a Mendoza, mientras que –hace unos días- un micro que iba hasta Bowen se terminó rompiendo a metros de la Rotonda del Mapa.