ONU denunció a Venezuela por el «uso excesivo de la fuerza» contra estudiantes

|
|
|

«Condenamos de manera inequívoca toda violencia, por todas las partes en Venezuela, pero estamos particularmente preocupados por los informes acerca del excesivo uso de la fuerza por las autoridades en respuesta a las protestas», dijo el vocero de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Indicó que su entidad ha recibido denuncias directas de manifestantes, familiares y abogados, y que entre ellas figura la «falta de información sobre el paradero de detenidos» en los desalojos de campamentos en los últimos dos días en la capital venezolana.

La Guardia Nacional Bolivariana desalojó «el campamento de resistencia» de los antichavistas en la Plaza Bolívar de Chacao en la madrugada del miércoles. Los arrestados están incomunicados

Uno de los campamentos que fueron desalojados estaba ante la sede del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

«La operación inició a las tres de la madrugada. Se tenía evidencias de que de esos sitios estaban saliendo los grupos más violentos a cometer hechos terroristas: incendiar patrullas de la policía, enfrentarse con bombas molotov y con armas a los cuerpos de seguridad», justificó el ministro de Interior, Miguel Rodríguez Torres.

De acuerdo con el funcionario chavista, las fuerzas se «incautaron de drogas, armas, explosivos, morteros, granadas lacrimógenas, todo lo que utilizan a diario para enfrentar a los cuerpos de seguridad».

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) pidió públicamente la liberación de los jóvenes estudiantes opositores. «Nuestro equipo de abogados, pertenecientes a la Comisión de Derechos Humanos de la Unidad, se ha movilizado desde el mismo momento en los que ocurrieron los hechos y a esta hora continúa realizando las gestiones para garantizar los derechos de cada uno de los jóvenes y continuará trabajando hasta lograr su liberación», indicó en un comunicado.