Otra vez el viento sopló fuerte en San Rafael y provocó daños en zonas rurales

La previa de la temporada estival ha causado, mediante tormentas de agua, granizo y viento, muchos perjuicios en el departamento de San Rafael, ya que prácticamente no ha quedado zona sin ser afectada por estos fenómenos climáticos que, con fuerza, empezaron a registrarse desde noviembre.
Entre la noche del domingo y madrugada del lunes, fue el viento el que se hizo presente en distintas zonas de nuestra geografía, pero puntualmente en partes de Cuadro Nacional y Villa Atuel fue donde más estragos causó, según el reporte que hizo a Diario San Rafael personal de Defensa Civil.
Operarios del organismo que conduce Jorge Pizarro debieron instalarse, hasta bien entrada la madrugada del lunes, en La Guevarina (Villa Atuel) y calle La Intendencia (Cuadro Nacional), donde las fuertes ráfagas provocaron caída de árboles, grandes ramas y postes, lo que generó calles imposibles de transitar y servicios que quedaron inhabilitados.
Cuando la situación parecía estar solucionada en las zonas rurales, el viento sopló con fuerza en Ciudad y en varios barrios también hubo complicaciones con forestales, como por ejemplo en Pueblo Diamante, donde también Defensa Civil debió intervenir.
Luego de la sofocante tarde del domingo, en la que la temperatura máxima rondó los 36º, se formó una importante celda de agua y granizo en el oeste de Valle Grande y cruzó parte del departamento con una abundante lluvia y – en algunos sectores – precipitación de granizo. Luego, una segunda celda, afectó al este sanrafaelino, con nuevas lluvias pero acompañada de fuertes ráfagas.
Las imágenes captadas por quienes debieron trabajar en el despeje de caminos y retirar los forestales son elocuentes y dan cuenta, una vez más, de la fuerza de la naturaleza y cómo en este fin de año ha afectado al sur mendocino.