Otra víctima del Próvolo aseguró que fue abusada sexualmente dos veces por uno de los curas

Una testigo declaró  que fue abusada sexualmente en dos ocasiones por el cura Horacio Corbacho y apuntó por malos tratos a Nicola Corradi y a la monja Kosaka Kumiko, en el juicio oral por los abusos cometidos a niños sordos en el Instituto Próvolo de Mendoza, informaron hoy fuentes judiciales.

Tres cámaras Gesell se reprodujeron hoy a una persona en su doble rol de víctima y testigo realizadas entre 2016 y 2017. quien en ese contexto declaró que fue abusada en dos ocasiones por el cura Horacio Corbacho.

Mañana esta previsto realizar este mismo dispositivo judicial pero en vivo

La ex alumna, que en la actualidad tiene 20 años, se quedaba de lunes a viernes en el Instituto y en la reproducción de la segunda y tercera cámara Gesell fue cuando dijo que Corbacho la abusó en dos ocasiones.

Además apuntó por malos tratos físicos y verbales a Nicola Corradi, a Jorge Bordón (condenado en juicio abreviado) a la monja Kosaka Kumiko y a una persona que fue declarada inimputable.

Bordón confesó en septiembre del año pasado, durante un juicio abreviado, ser autor de 11 abusos y recibió una condena de diez años de prisión, en tanto el otro imputado fue declarado inimputable en el 2017 «por no comprender la criminalidad de los hechos».

Finalizado las reproducciones de las cámaras Gesell, el Tribunal llamó a un cuarto intermedio hasta mañana a partir de las 9 en que está previsto concluir con la tercera cámara, de dos horas de duración de la testigo.

Estos testimonios están en marco del juicio por «abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda y la convivencia preexistente con menores, en concurso real con corrupción de menores», que se les sigue a los curas Corradi (83) y Corbacho (59) y al administrativo Armando Gómez (57).

En un segundo juicio, que aún no tiene fecha de inicio, está imputada la monja Kumiko, quien tiene prisión domiciliaria, acusada de haber participado en episodios de vejámenes y corrupción de menores a hipoacúsicos en el Instituto.

En el tercer juicio, también sin fecha de inicio, está imputada por omisión la monja Asunción Martínez y la ex directora Graciela Pascual.

Fuente: Jornada